Geografía

Países Bajos: Economía

Publicado por Santiago

Los Países Bajos son unos de los países más ricos del mundo, incluso en cifras absolutas, y a pesar de su pequeño tamaño. Llegó a ser la octava potencia económica mundial. Tiene un índice de desarrollo humano altísimo, sobre el 0,953. Es uno de los países europeos en el que está más desarrollado el Estado del bienestar, ya que las prestaciones llegan a toda la población y son de primer nivel. Su economía se basa, fundamentalmente en los servicios. La agricultura aporta el 2% del PIB y acoge al 3% de la población activa, la industria supone el 24% del PIB y el 21% de la mano de obra y los servicios el 74% del PIB y el 76% de la fuerza de trabajo.

Commons Wikimedia: Explotación de tulipanes (Países Bajos)

A pesar del poco peso que tiene la agricultura los paisajes agrícolas holandeses son los más representativos del país. Hay que tener en cuenta que los pólderes son territorios ganados al mar en principio para la producción agrícola. Se trata de un sector muy productivo, en el que se usan con ventaja todos los avances que proporciona al sector la revolución verde. Existen dos tipos de paisajes agrarios el abierto, los akker en Limburgo y los esser en Drente, y los paisajes cerrados, los kampen en Overijssel y Güeldres. Además, están los pólderes, que es donde se encuentran los canales y molinos típicos del país. También encontramos los terpen en antiguos pólderes y los slikke, en los lodazales de los brazos fluviales. Los principales productos holandeses son las hortalizas y las flores, especialmente el tulipán. Los tulipanes se extienden por Alsmeer-Hoorn y Haarlem-Leiden. La región agrícola más importante es el oeste del país, que cubre de invernaderos, casi de continuo, desde La Haya hasta Rótterdam y Hoek van Holland. Son pequeñas explotaciones muy rentables dedicadas a la producción hortícola. Estos invernaderos disponen de calefacción gracias a los yacimientos de gas holandeses.

La producción pecuaria también es muy importante. Una de las raza de vacas más productivas y más extendidas por toda Europa es holandesa, la raza frisona, de la que se obtiene excelentes quesos. Gracias a la gran productividad de la vaca frisona buena parte de la superficie agrícola útil del país se dedica a pastos y forrajes (maíz y cereales) para la ganadería.

La pesca es un sector potente para las dimensiones del país, pero muy alejado de las grandes potencias pesqueras europeas. No obstante, la acuicultura se ha convertido en uno de los principales sectores económicos del país, especialmente en la producción de moluscos.

Los recursos mineros son muy pobres, pero tiene yacimientos de petróleo y gas en el mar del Norte y Gróninga, respectivamente. El petróleo sólo garantiza el 7% del consumo del país, pero los yacimientos de gas cubren gran parte de las necesidades energéticas del país. También existe una importante región carbonífera en el sureste, cerca de la frontera con Alemania.

La industria es una de las más potentes de Europa, con varias multinacionales de primer orden. Destaca en todo tipo de industrias. La metalurgia se desarrolló gracias a que tanto el carbón como el hierro llegaban a sus importantes puertos. Limburgo es la gran zona siderúrgica del país. El textil y las tabaqueras se instalaron en Eindhoven, pero esta ciudad es famosa ante todo por su industria electrodoméstica, ya que es la sede de Philips. La industria química es, también, de primer nivel. Cuenta con la empresa Unilever, que controla el 10% del mercado mundial de cosméticos, y con AZKO una de las principales multinacionales de revestimientos químicos. La petroquímica Shell es de capital angloholandés, y tiene importantes refinerías en el complejo de Rótterdam y la bocas del delta de Zelanda. Además, de la explotación del yacimiento de gas de Gróninga.

Las altas tecnologías y la investigación en las industrias clásicas han dado al país ventajas decisivas a la hora de modernizar y hacer más productiva su industrial. Desde la automoción a la informática, pasando por la aeronáutica, etc., la investigación es un factor de desarrollo primordial.

El sector servicios es de vital importancia para los Países Bajos. Su capacidad industrial es tan grande que la población holandesa no es suficiente para consumir sus productos, por muy alto que sea su poder adquisitivo. Las exportaciones son inmensas, y su balanza comercial claramente positiva. Sus principales socios comerciales son los otros miembros de la Unión Europea, seguido de Estados Unidos, Japón y los mercados emergentes del este de Europa y Asia. Todo ello garantizado por un sector financiero de primer nivel, tanto en sus bancos privados, como en las compañías de seguros, como en las bolsas de comercio de Ámsterdam y Rótterdam.

La red de transportes es muy tupida y rápida. La mayor parte de los transportes son empresas públicas, y el transporte público es mucho más popular que en otras partes del mundo. Esto se debe a la gran densidad demográfica del país, y son los poderes públicos los que se sienten obligados a garantizar la movilidad.

En los Países Bajos se encuentran los dos primeros puertos comerciales del mundo Rótterdam y Ámsterdam, además del puerto de Schiphol y el de Limburgo, que controla la mitad del tráfico por el Rin. Todo este complejo se ha potenciado con el «Europort», que se ha convertido en el gran puerto comercial que da acceso a Europa.

Los Países Bajos tiene un moderado sector turístico, centrado en Ámsterdam, La Haya, Rótterdam, Utrecht, Leiden y los paisajes de tulipanes y de molinos de Holanda.

Categorías: Geografía económica, Países Bajos, Unión Europea