Geografía

Mar de Kara

Publicado por Daniel Terrasa

El Mar de Kara forma parte del Océano Glacial Ártico. Su superficie es de cerca de 880.000 kilómetros cuadrados, con una longitud de1.450 kilómetros y una anchura de 900 kilómetros. Su profundidad media es de 110 metros.

Las aguas del Mar de Kara bañan las costas de Siberia y se conectan al oeste con el Mar de Barents por el Estrecho de Kara y al este por el Mar de Laptev por el Estrecho de Vilkitshogo.

El límite norte de este mar está marcado por una línea imaginaria que va desde el cabo Kohlsaat, en el archipiélago de Tierra de Francisco José, hasta el cabo Molotov, al norte de la isla de Komsomolets en Severnaya Zemlya.

La costa meridional del mar de Kara presenta grandes accidentes geográficos entre los que destacan la península de Yamal y las bahías de Ob, Yenisei y Baydaratskaya.

El nombre de este mar proviene del río Kara, que desemboca en la bahía de Baydaratskaya.

Debido a los grandes aportes de agua dulce de los ríos Ob, Yenisei, Pyasina y Taimyra, su índice de salinidad es bajo. El mar de Kara permanece congelado durante gran parte del año.

Islas del Mar de Kara

A diferencia de otros mares árticos, en los que las islas se sitúan principalmente a lo largo de la línea de costa continental, en el mar de Kara hay grandes islas y archipiélagos en mar abierto.

Estos son los principales grupos insulares:

  • Islas Arkticheskiy Institut.
  • Bely.
  • Dikson.
  • Islas Izvesti Tsik.
  • Kamennyye.
  • Islas Kirov.
  • Archipiélago Nordenskiöld, formado por más de noventa islas.
  • Oleni.
  • Taymyr.
  • Uedineniya o Isla Solitaria.
  • Ushakov.
  • Vize.
  • Voronina.

La reserva natural del Mar de Kara

El mar de Kara en toda su extensión se halla dentro de los límites de la Gran Reserva Natural del Ártico, que es la mayor reserva natural de Rusia y de toda Europa. En sus aguas, sus costas y sus islas está representada casi por completo la diversidad natural y biológica de la región ártica.

Sin embargo, en la actualidad esta diversidad natural se encuentra seriamente amenazada por la contaminación radioactiva, consecuencia de la política de eliminación de desechos nucleares de la antigua Unión Soviética. Aunque no existen datos confirmados, se estima que en tiempos de la URSS se descargaron en estas aguas entre seis y diez reactores nucleares, principalmente en los fiordos poco profundos de Nueva Zembla. Una evaluación posterior realizada por la Agencia Internacional de Energía Atómica mostró que dichos restos nucleares fueron descargaron en cinco sitios en el Mar de Kara.

 

Categorías: Asia, Geografía regional, Hidrografía