Geografía

Inicio Hidrografía Delta fluvial

Delta fluvial

Publicado por Daniel Terrasa

Se conoce con el nombre de delta fluvial al accidente geográfico costero que se forma en la desembocadura de un río por los sedimentos fluviales depositados.

Los depósitos que arrastran los ríos en sus curso bajo acaban depositados en el tramo final, cerca de su desembocadura en el mar. Estos sedimentos obstruyen el flujo dando lugar a que el curso principal se divida en diversos brazos y canales.

La palabra delta se usa en geografía para definir este accidente desde que el historiador griego Heródoto la usara para describir la forma del delta del río Nilo, cuya forma triangular guarda gran semejanza con el de la cuarta letra del alfabeto griego, delta (Δ).

Los deltas más importantes del mundo se encuentran en las desembocaduras de los grandes ríos:. Los principales serían los del Nilo y Níger en África; Amazonas, Orinoco y Mississippi en América, Danubio, Volga, Ródano, Ebro (en la imagen superior) y Rin en Europa; y Mekong, Ganges, Amarillo, Amur y Yangtsé en Asia, entre otros.

La imagen inferior corresponde al delta del Ganges, el más grande del mundo.

Formación del delta fluvial

El delta se forma por un proceso de sedimentación. La acumulación de sedimentos de arcilla, limo y arena en las zonas de encuentro entre las aguas del río y las de la masa de agua en la que desemboca (puede ser un mar, un lago o bien otro río mayor), da lugar a dos tipos de paisaje: el delta y el estuario, dependiendo de la amplitud de las mareas.

Cuando esta amplitud es baja, se forma un delta, es decir, una penetración de tierra en el mar; si por el contrario las mareas son altas, se forma un estuario, en el que es el agua la que penetra en la tierra. Esta es una regla general, aunque en la práctica hay notables excepciones como los deltas de los ríos Níger y Orinoco, por ejemplo.

Tipos de deltas fluviales

Tomando como criterio la diferencia de densidad de las aguas afluentes (las del río) y las receptoras (las del lago, río o mar en la que desemboca), los deltas se pueden clasificar en tres grupos:

  • Delta de flujo homopícnico, cuando ambas densidades son similares. En esos casos la sedimentación es muy regular.
  • Delta de flujo hiperpícnico, cuando las aguas afluentes tienen mayor densidad que las receptoras. La forma de estos deltas es más achatada, ya que su penetración es limitada.
  • Delta de flujo hipopícnico, cuando las aguas afluentes son menos densas que las receptoras. Este tipo de deltas presentan un mayor grado de penetración.

Existe todavía una tipología de delta muy particular conocido como delta de tipo invertido. En estos caos los sedimentos acumulados dan lugar a una serie de canales que se extienden a ambas orillas cerca de la desembocadura pero que confluyen en un único brazo. EL resultado es un delta en la que el vértice del delta se encuentra de forma invertida.

Algunos ejemplos de este tipo de deltas los encontramos en las desembocaduras de los ríos Paraná o Guadalquivir.

Categorías: Hidrografía