Geografía

Macaronesia

Publicado por Daniel Terrasa

Volcán Pico do Fogo, Cabo Verde

Macaronesia es el nombre de una región del Atlántico nororiental formado por cinco archipiélagos: Cabo Verde, islas Canarias, islas Salvajes, Madeira e Islas Azores. En total, más de 40 islas e islotes. Su nombre proviene del griego y significa «islas afortunadas».

Todos estos territorios, a pesar de estar bastante alejados unos de otros, comparten una serie de características botánicas, zoológicas, geológicas y climatológicas que hacen que se le pueda considerar como una subregión.

De hecho, los países y gobiernos regionales de estas islas desarrollan desde hace años proyectos para el reconocimiento de Macaronesia como un espacio cultural, económico, medioambiental y geoestratégico en los límites occidentales de Europa y África.

Origen volcánico

Todas las islas de Macaronesia son de origen volcánico. De hecho, existen todavía muchos volcanes más o menos activos en algunas de sus islas (Teide en Tenerife, Pico do Fogo en Cabo Verde, Capelinhos en Azores, etc.), además de otros volcanes submarinos.

Muchos de estos volcanes y montañas que hoy se hallan bajo el océano formaron parte de territorios emergidos en el pasado, hace unos 70 millones de años. De ellos destaca el grupo de elevaciones submarinas llamado Gran Meteor, al sur de las Azores, un antiguo archipiélago que actualmente se encuentra por entero bajo las aguas del Atlántico.

Territorios de Macaronesia

La región macaronésica se extiende sobre una superficie marítima muy extensa, aunque los territorios emergidos tienen una extensión de apenas 15.000 kilómetros cuadrados repartidos en cinco grupos insulares:

Islas Canarias

Geográficamente se ubican frente a la costa africana (en concreto el litoral sahariano). Las Canarias son una región ultraperiférica de la Unión Europea bajo soberanía española y el territorio más poblado de Macaronesia con 2,2 millones de habitantes.

El archipiélago está formado por siete islas principales: El Hierro, La Palma, La Gomera, Tenerife, Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote. En estas islas, en concreto en Tenerife, se encuentra el pico más alto de España: el Teide (3.718 m).

Islas Azores

El archipiélago de las Azores, perteneciente a Portugal, se encuentra a unos 1.400 kilómetros al oeste de la costa europea continental. Están formadas por nueve islas cuya extensión total es de 2.332 kilómetros cuadrados. Se dividen en tres grupos:

  • Grupo oriental: Sâo Miguel y Santa Maria.
  • Grupo central: Terceira, Graciosa, Sâo Jorge, Pico y Faial.
  • Grupo occidental: Flores y Corvo.

Madeira

También forma parte de Portugal. Madeira se encuentra en aguas del Atlántico, a unos 1.000 km al suroeste del continente europeo y a 700 km de la costa africana.

Está formado por dos islas principales (Madeira y Porto Santo), más el archipiélago menor de Islas Desiertas.

Islas Salvajes

Se encuentran unos 250 kilómetros al sur de Madeira, también bajo soberanía portuguesa. Este archipiélago se divide en dos grupos de islas:

  • Salvaje Grande, Palheiro da Terra, Palheiro do Mar, Sinho y otros islotes.
  • Salvaje Pequeña, Ilhéu de Fora, Ilhéu do Sul y otras.

Aunque deshabitado, desde 1971 todo el archipiélago tiene la catalogación de Reserva Natural.

Cabo Verde

Se sitúan al sur de las Canarias y son las más alejadas de Europa. De hecho, geográficamente pertenecen a África. Aunque forman un estado independiente mantienen estrechos lazos con Portugal.

Cabo Verde está formado por diez islas principales: Santiago, Santo Antao, Boavista, Fogo, Sao Nicolau, Maio, Sao Vicente, Sal, Brava y Santa Luzia. Su extensión total es de 4.000 kilómetros cuadrados y su población es de aproximadamente 500.000 habitantes.

Laurisilva, uno de los paisajes característicos de Macaronesia

Clima, flora y fauna de Macaronesia

El clima de la región macaronésica está determinado por la latitud, el régimen de vientos (alisios ecuatoriales y ocasionalmente el viento seco procedente del Sáhara que sopla hacia el oeste), así como por las corrientes oceánicas. Todo ello da como resultado un amplio espectro climático que va desde el clima oceánico y húmedo de las Azores hasta el clima tropical de Cabo Verde.

Esta variedad climática condiciona la flora y la fauna de la región, con una serie de ecosistemas únicos en el mundo y una larga lista de endemismos.

Uno de los ecosistemas más representativos de Macaronesia es la laurisilva, un tipo de bosque antiguo, húmedo y frondoso, que todavía cubre importantes extensiones de Madeira, Azores y Canarias. En contraste, en todas las islas hay grandes extensiones de terrenos baldíos de roca volcánica o cubiertos de una capa vegetal de matorral bajo y arbustos.

La fauna, en la que destaca una gran variedad de aves y reptiles, es abundante en endemismos, consecuencia de la dispersión del territorio en islas más o menos alejadas unas de otras.

Categorías: África, Europa, Geografía regional