Geografía

Inicio Arabia Saudí, Asia Arabia Saudí: relieve y clima

Arabia Saudí: relieve y clima

Publicado por Daniel Terrasa

 

La Península Arábiga está dominada por una meseta que se eleva abruptamente desde el Mar Rojo y desciende suavemente hacia el Golfo Pérsico. Las tierras altas del oeste alcanzan alturas por encima de los 1.500 metros sobre el nivel del mar y de hasta 3.000 metros más al sur, en la región de Medina. Allí se encuentra el  Monte Sawda, que con 3.133 metros es el pico más alto del país.

La llanura costera del Mar Rojo, conocida como Tihamah, es más estrecha al norte y más ancha al sur. El interior está dominado por la meseta de Najd, limitada al este por una serie de sierras largas y bajas, con pendientes pronunciadas en el oeste y pendientes suaves en el este.

El interior de la Península Arábiga contiene extensas superficies desérticas. Entre ellos se encuentra el desierto de arena más grande del mundo, el Rub al-Khali, nombre que significa «cuarto vacío». Este desierto ocupa la mayor parte del país, más de 647.000 kilómetros cuadrados. Sus dunas móviles llegan a alcanzar alturas de hasta 250 metros, especialmente en la parte oriental.

El otro gran desierto árabe es el de Al-Nafud, ubicado en el centro-norte del país. Tiene una superficie de 57.000 kilómetros cuadrados; también hay que destacar el desierto de Al-Dahna, una enorme lengua arenosa de 1.450 kilómetros de largo por 50 kilómetros de ancho y que conecta los desiertos de Al-Nafud y Rub al-Khali. Ya en la costa del Golfo abundan las salinas y marismas.

Cuando se habla de Arabia Saudí, no tiene sentido usar el concepto de hidrografía, ya que prácticamente no existe ni un solo curso fluvial regular en superficie. Sin embargo, existen numerosos wadis. Los del Mar Rojo con cortos y empinados, a excepción de Wadi Al-Hamd, que nace cerca de Medina y fluye tierra adentro hacia el noroeste unos 160 kilómetros antes de girar hacia el oeste.

Clima

A pesar de su aparente uniformidad, se pueden distinguir tres claras zonas climáticas en Arabia Saudí:

  • Clima desértico, que domina la mayor parte del país.
  • Clima de estepa a lo largo de una franja que va desde las tierras altas del norte hasta La Meca.
  • Clima húmedo y suave en las tierras altas al norte de Yemen.

Las escasas precipitaciones que recibe el país se concentran en invierno en el norte y el oeste del país, procedentes del Mediterráneo. Rara vez alcanzan Arabia oriental y central y el Golfo Pérsico. El Mar Rojo también trae lluvias a La Meca en invierno, mientras que en verano las lluvias monzónicas alcanzan Yemen y la región de Asir. En todo caso, son cifras muy modestas:  65 mm anuales en Jeddah y 480 mm en Asir.

En las tierras altas los inviernos, de diciembre a febrero, son fríos y van acompañados de heladas. Las temperaturas medias en estos meses van desde los 14º C de Riad a los 23º C de Jeddah. Los veranos, de junio a agosto, son muy calurosos, con temperaturas diurnas a la sombra que superan los 38 ° C en casi todo el país. Las temperaturas en el desierto alcanzan los 55 ° C en el verano. La humedad es baja, excepto en las dos costas.

 

Categorías: Arabia Saudí, Asia