Geografía

Inicio Geografía general Hemisferio: concepto e interpretaciones

Hemisferio: concepto e interpretaciones

Publicado por Daniel Terrasa

hemisferio

Un hemisferio es un concepto geométrico que sirve para definir a cada una de las dos mitades de una esfera teóricamente dividida por un plano que la atraviesa por el centro. El término hemisferio proviene del latín, que a su vez lo adoptó del antiguo griego. Es una palabra compuesta que significa «media esfera» (hemi=mitad y sphera=esfera).

En el ámbito de la geografía se aplica también el concepto de hemisferio al planeta Tierra, a pesar de que esta no sea una esfera perfecta, sino un geoide más estrecho por la zona de los polos y más amplio por la parte del ecuador. Aun así, el globo terráqueo se puede dividir en hemisferios norte-sur y oriental-occidental, entre otros.

A continuación vamos a ver las diferentes formas que hay de dividir la Tierra en dos hemisferios:

Norte-Sur

Es la división más popular y utilizada. Se consigue tomando como referencia la línea del ecuador, que divide el planeta en dos mitades: el hemisferio norte o boreal, coronado por el Polo Norte, y el hemisferio sur o austral, cuyo extremos se sitúa en el Polo Sur.

En el hemisferio norte se concentra la mayor parte de las tierras emergidas del planeta (Europa, Norteamérica y Centroamérica, una porción de América del Sur, casi toda Asia y buena arte de África). En total, cerca de 100 millones de kilómetros cuadrados y casi el 90% de la población mundial.

En cambio, en el hemisferio sur hay un mayor porcentaje de superficie oceánica, unos 206 millones de kilómetros cuadrados repartidos entre el Océano Antártico, el Índico y las mitades sur del Atlántico y el Pacífico.

Occidental-Oriental

hemisferios

Para conseguir esta división no se toma como divisoria la línea del ecuador, sino la del Meridiano de Greenwich o meridiano 0º y el antimeridiano o meridiano 180º. De este modo, se obtienen dos mitades exactas: los hemisferios occidental y oriental.

El hemisferio occidental está conformado por el continente americano, el Océano Atlántico y una gran parte de Oceanía, así como de algunos territorios del oeste de Europa y África. Por su parte, el hemisferio oriental comprende la totalidad de los continentes de África, Europa, Asia y casi toda Oceanía, así como los océanos Índico y Pacífico oriental.

Continental-oceánico

continental y oceánico

Esta división es más subjetiva, pues no se basa en ninguna línea divisoria predeterminada. El objeto de esta división es obtener un hemisferio en el que se concentran casi todas las tierras emergidas del planeta y otro (básicamente ocupado por el extenso Océano Pacífico, llamado hemisferio oceánico) donde casi el 9o% de la superficie se corresponde con aguas oceánicas.

Se da la circunstancia de que el hemisferio continental las tierras emergidas apenas ocupan un 50% de la superficie total. Esto se debe que, en la suma global de todo el planeta, los continentes suponen poco más de 19% del total de la superficie terrestre.