Geografía

Eclíptica

Publicado por Pablo Guerrero

La representación de una eclíptica es el plano de la elipse de la tierra, en otras palabras, se puede afirmar que la eclíptica se trata del trayecto que recorre el sol en el plano de los astros pero observado desde el planeta tierra. Es posible afirmar que los astros y satélites no suelen distanciarse demasiado de la eclíptica.

Eclíptica es una palabra que proviene del significado “trayecto de los eclipses” y surgió mediante la observación y análisis de los eclipses de luna. Si al momento en que ocurre un eclipse lunar tomas medidas del alejamiento entre la luna que está siendo protagonista del eclipse y el resto de los astros tu podrás establecer el lugar donde se encuentra esa luna dentro del mapa astral. Luego de transcurridos años de análisis y de la observación de más de cinco eclipses te será posible afirmar que la luna protagonista del eclipse siempre se encontrará próximamente a la misma línea del plano. Este fenómeno no es observable en aquellas lunas que no se encuentran eclipsadas. Si se analiza la posición de las lunas sin eclipsar será posible observar que se ubican en un anillo del cielo, aproximadamente de la mitad de tamaño que la palma de tu mano.

El sol siempre recorre la misma trayectoria en el cielo, sin embargo este hecho no fue conocido por los antiguos mediante la simple observación ya que a la luz del sol es imposible observar los astros, por eso mismo debieron valerse de maquinas especializadas para poder trazar las posiciones del sol en el plano astral.

Es llamado plano de la eclíptica al mapa o trazado de éste mismo recorrido. Este recorrido, comparado con el mapa del Ecuador Celeste (en otros términos el ecuador del planeta tierra transportado a la esfera del planeta tierra) logra establecer un ángulo de 23º y 27’.

Este mismo ángulo es usualmente nombrado como la oblicuidad eclíptica y se puede observar que su trayecto puede ser constante por millones de años. Actualmente los científicos afirman que este trayecto disminuye aproximadamente 48 segundos de arco por siglo, lo que continuará de esta manera hasta llegar a los 22º y 54’, momento en el que pasará a incrementar paulatinamente ese ángulo de manera automática.

El sector del ecuador celeste es intersectado por la eclíptica en dos momentos determinados de su trayecto. Estos dos puntos o momentos en el plano son llamados equinoccios, lo que significa noches idénticas, o nodos. De esta manera es posible afirmar que el sol se encuentra dentro del Equinoccio de primavera (algunas veces nombrado como Punto Vernal) alrededor del 21 de marzo y que se encuentra dentro del Equinoccio de otoño alrededor del 23 de septiembre. A la mitad de estas dos fechas será posible localizar los solsticios de verano y de invierno. Los solsticios ocurren alrededor del 21 de junio y 22 de diciembre. No es casualidad que estos cuatro momentos coincidan con el comienzo de las estaciones climáticas (primavera, verano, otoño, invierno) en el hemisferio Norte.

Los equinoccios no son fijos, sino que cada uno de los giros que se realiza al ecuador dura aproximadamente 25.868 años. Esto se observa al dar vuelta el mapa del Ecuador en comparación con el mapa de la Eclíptica. Este movimiento lento pero constante de los equinoccios es llamado Presesión y para medirla es necesario corregir la posición del astro a estudiar dentro de los planos astrales.

Categorías: Geografía general