Geografía

Inicio Geografía general Columnas basálticas

Columnas basálticas

Publicado por Pablo Guerrero

La columnata basáltica o columna basáltica es una formación natural de pilares poligonales medianamente verticales, en los que predomina la forma de hexágono.

Estas columnas se forman por la fragmentación de rocas cuando se enfría la lava basáltica que no se desborda o no se vacía de las chimeneas volcánicas, coladas o calderas, por lo que el enfriamiento se realiza in situ. Estas fisuras son un tipo particular de diaclasado, llamado disyunción columnar. La disyunción puede formarse no solo en basaltos, sino también en rocas volcánicas compuestas de lava con otras composiciones químicas, como las dacitas, las andesitas y las riolitas.

La variedad más común de roca producida por magma es el basalto. El 64,7% de las rocas que forman la corteza de la Tierra son ígneas, y dentro de este porcentaje, los gabros y los basaltos componen el 42,5%. Otras variedades de rocas también están formadas por el magma de basalto.

Estas columnas se forman porque la lava se enfría y al solidificarse reduce su volumen y se quiebra, tomando la forma de diferentes tipos de prisma, aunque predomina el hexagonal. En cuanto al tamaño de estas columnas, varía según como haya sido el enfriamiento, siendo que las más grandes son el resultado de enfriamientos más largos. En general, las columnas basálticas son hexagonales, pero las hay de cuatro a ocho cantos.

La disyunción columnar también puede observarse en diques intrusivos (como los del tipo sill), tal como se ve en diferentes zonas de la isla de la Palma. La gruta del Fingal es un ejemplo de columnas basálticas, producto de una colada de lava que quedó en medio de dos coladas volcánicas de diferentes épocas, las que, debido a sus características intrínsecas propias contribuyeron a mantener la lava caliente por más tiempo, demorando así su enfriamiento y dando origen a las columnatas.

También se encuentran formaciones de columnatas basálticas en la desecación de sedimentos arcillosos y, con frecuencia, alcanzan profundidades de hasta un metro. Es importante roturar los suelos superficialmente donde se encuentran estas formaciones, ya que de no hacerlo cuando comienzan a formarse, se puede llegar a perder la condición agrícola de esas tierras.

Ejemplos de columnatas:

En la isla de la Gomera se encuentra una interesante formación de columnas cerca del mar, en el lugar llamado Los Órganos.

En España, en la región de Castilla-La Mancha, en la provincia de Albacete, se encuentra el Pitón volcánico de Cancarix, una chimenea volcánica que formó columnatas al solidificarse. En Cataluña, en la provincia de Gerona, en Castellfollit de la Roca, se aprecian también estas columnatas. A su vez, es interesante destacar que la población de Castellfollit está situada sobre una antigua colada de lava que originó estas columnatas.

En México, en el estado de Hidalgo, en Huasca de Ocampo, se pueden observar los maravillosos Prismas Basálticos de Santa María Regla, cuyas columnatas conocidas simplemente como Prismas Basálticos se formaron en la Ex Hacienda de San Miguel Regla.

Categorías: Geografía general