Geografía

Inicio Geografía general Colada de lava

Colada de lava

Publicado por Pablo Guerrero

Se llama colada de lava al manto de lava en estado líquido emitida por un volcán durante sus erupciones.

Los flujos de lava pueden tomar distintos tipos de formas, siendo las principales: Aa o escoriácea, encordada o pahoehoe, lavas almohadilladas y coladas en bloque.

El tipo Aa (proveniente del hawaiano, significa “pedregosa con lava áspera”) es una variedad de lava basáltica que se caracteriza por su superficie irregular, producto de la pérdida inmediata de gases. Este tipo de lava avanza en forma lenta, a una velocidad de entre 5 a 50 metros por hora, otorgándole a la superficie un aspecto caótico y sin forma. Esta lentitud en el avance favorece la disminución de la temperatura en la superficie, razón por la cual esta se agrieta al ser empujada por la lava caliente que se encuentra por debajo. Por lo tanto, la superficie se torna rugosa, agrietada y suelta, dificultando el tránsito, aunque por debajo de esta capa se mantiene otra capa que continúa la ruta de la colada. En las coladas Aa es frecuente encontrar bolas de lava de hasta 3 metros. En general, las lavas del tipo Aa son más viscosas que las del tipo pahoehoe, aunque estas últimas pueden convertirse en Aa si el flujo de la colada se hace turbulento como resultado de los obstáculos que presenta el terreno.

El tipo pahoehoe o encordada es otra variedad de lava basáltica que presenta rugosidades similares a las de cuerdas. La superficie, al enfriarse y solidificarse, se ondula, mientras que la lava inferior avanza formando lóbulos y dedos que quiebran la superficie enfriada, incluso formando tubos de lava. La estructura de la superficie varía, presentando a menudo formaciones como esculturas de lava. Cuando se alejan del centro de erupción, el tipo de lava encordada puede convertirse en Aa por la pérdida de calor y el aumento de la viscosidad.

Las lavas almohadilladas son del tipo basáltico pero se encuentran en superficies subacuáticas. Su aspecto asemeja almohadas apiladas, debido a su forma casi esférica, aunque pueden ir tomando diferentes formas, ya que pueden ser bulbosas, achatadas, tubulares o alongadas, y su diámetro puede variar desde pocos centímetros a varios metros. Este tipo de lava se encuentra en las profundidades de mar, pero también pueden provenir de las vertientes que entran en contacto con el mar, lagos o ríos. La lava, al entrar en contacto con el agua, forma una corteza sólida que se rompe y rezuma formando más almohadas a medida que va ingresando más lava de la colada. El interior de este estas almohadas, al enfriarse más lentamente que el exterior, es más cristalino que la superficie vítrea, y produce rocas de texturas variables. Como la gran mayoría de la superficie de la tierra está cubierta de agua, y los volcanes están situados cerca del agua o debajo de esta, este tipo de lava es muy frecuente.

Se llama coladas en bloque a aquellas que, al producirse en magmas más ácidos, fluyen con mayor dificultad sobre la superficie, otorgándole una textura en bloques.

Categorías: Geografía general