Geografía

Hungría: Economía

Publicado por Santiago

Hungría es un país moderadamente desarrollado, que pertenece a la Unión Europea. Su Índice de desarrollo humano es alto (0,874), aunque aún se notan las consecuencias del período comunista en una industria obsoleta y una agricultura muy tradicional. Hungría fue ya durante el período comunista un país industrializado. La agricultura supone el 3% del PIB y acoge al 5% de la población activa, la industria supone el 31% del PIB y el 32% de la fuerza laboral, y los servicios suponen el 66% del PIB y el 63% de los trabajadores. Todo esto indica el esfuerzo que ha hecho Hungría por convertirse en una economía moderna basada en los servicios.

Commons Wikimedia: Vista de Budapest

En la actualidad el 80% de la economía húngara está en manos privadas, a pesar del largo período comunista, lo que ha permitido su ingreso en la Unión Europea. No obstante, su moneda sigue siendo el florín, ya que aún no cumple las condiciones para entrar en el euro, aunque lo hará en muy pocos años.

El sector agrícola está muy presente, ya que el 55% del territorio está dedicado a la agricultura o la ganadería. Se trata de explotaciones medianas que han pasado de producir para autoconsumo a producir para el mercado, y que están renovando sus técnicas de explotación. Los principales productos son el maíz, el trigo y ya a larga distancia la remolacha azucarera, la cebada y las patatas. Su explotación se extiende por todo el país, aunque la Gran Llanura es la región agrícola por excelencia.

La ganadería tiene gran importancia, y está sufriendo el mismo proceso de reconversión que la agricultura. La puszta, la gran estepa herbácea, proporciona pastos de calidad y en abundancia. Las principales cabañas son las de aves de corral, porcino, ovino y bovino. No obstante, en la actualidad se tiende a la estabulación.

Hungría apenas tiene recursos minerales, aunque dispone de bauxita en los montes Bakony cuya explotación está entra las primeras del mundo. El carbón es pobre, lignito que se extrae en Salgotarjan, Tatabanya, y Pecs, que es la auténtica zona minera. Dispone también de algunos yacimientos de hidrocarburos, pero el petróleo y el gas natural lo ha de importar, especialmente del Rusia.

La industria es un sector dinámico en pleno proceso de modernización. Las fábricas se concentran, principalmente, en torno a Budapest. Destaca en la producción de vehículos, textil, química, farmacéutica, electrónica y agroalimentación. Desde el ingreso en la Unión Europea se está beneficiando de procesos de localización de multinacionales en busca de una mano de obra más barata, muy productiva y dentro de las fronteras del mercado de la Unión.

Los servicios se han convertido en el gran sector de la economía húngara. Ha florecido mucho el comercio, tanto interno como externo. Sus principales socios comerciales son los miembros de la Unión Europea. La red de carreteras y ferrocarriles está en pleno proceso de modernización. Budapest es el gran centro de comunicaciones del país.

Regiones turísticas: desde el punto de vista turístico el país se divide en diez regiones:

    1. Budapest
    2. Danubio Central y alrededores de Budapest
    3. El Transdanubio Occidental
    4. El Transdanubio Central
    5. El Transdanubio del sur
    6. El lago Balatón y sus alrededores
    7. El norte de Hungría
    8. La Gran Llanura norte
    9. La Gran Llanura sur
    10. El lago Tisza.

Categorías: Geografía económica, Hungría, Unión Europea