Geografía

Inicio Biogeografía, Climatología, Hungría, Unión Europea Hungría: Clima y vegetación

Hungría: Clima y vegetación

Publicado por Santiago

Tabla de contenidos de la Geografía de Hungría

  1. Geografía de Hungría: Generalidades
  2. Hungría: Relieve e hidrografía
  3. Hungría: Clima y vegetación
  4. Hungría: Población
  5. Hungría: Economía

El clima húngaro es de tipo continental. Alejado del Atlántico, de donde proceden los vientos dominantes, las masas de aire continental marítimo han perdido casi toda su humedad. No obstante, siente la influencia del Adriático y del mar Negro. Los centros de acción que actúan en Hungría son el frente polar, que trae masas de aire procedentes del Atlántico y del Mediterráneo, el anticiclón Siberiano, que actúa en invierno, cuando en su máxima extensión llega hasta estas regiones, y el anticiclón de las Azores, que deja sentir su influencia durante algunas semanas en verano.

Commons Wikimedia: Paisaje húngaro

En general el clima húngaro es muy uniforme, sin las grandes diferencias que introducen las montañas, aún así el Dunantul tiene una mayor influencia marina que la Gran Llanura Húngara.

Las temperaturas son muy contrastadas. La media de enero ronda los -1 ºC en el mes de enero y los 22 ºC del mes de julio, con más de 20 ºC de oscilación térmica anual. Así, los inviernos son fríos, con muchos meses de heladas seguras, y los veranos son cálidos. No obstante, no hay períodos prolongados de fuerte calor ni de frío intenso.

Las precipitaciones son escasa, y rondan los 500 y los 600 mm anuales. Se concentran, sobre todo, en el verano, que es la época más lluviosa. Sin embargo, y gracias a las bajas temperaturas, no hay períodos de aridez.

La vegetación típica es el bosque mixto de planifolias y coníferas. Las especies dominantes son el haya, el roble, el tilo y las coníferas, como el pino. El bosque ocupa algo más del 21% de la superficie del país.

No obstante, no es el bosque lo que predomina en Hungría. Este se encuentra muy degradado, debido de un lado a la presión humana y por otro a las condiciones de baja pluviosidad y temperaturas contrastadas. Tampoco el suelo, que por su fuerte carácter aluvial, o arenoso, tiene gran cantidad de agua, es propicio para la formación de grandes bosques. En el paisaje húngaro lo dominante es una gran pradera de herbáceas llamada puszta. En realidad es la estepa típica de los climas de carácter continental. Aún así, esta formación herbácea está en retroceso, sustituida por grandes explotaciones agrícolas. Algo más del 53% de la superficie del país está cultivada de forma permanente.

Abundan animales como liebres, zorros, ciervos y jabalíes; y son muy abundantes las aves que aprovechan los numerosos humedales del país, patos, garzas, grullas y cigüeñas.

La rápida industrialización de Hungría, y el recibir las masas de aire contaminado de Alemania y Austria ha provocado graves problemas, en su naturaleza. Aparte de la contaminación habitual de las empresas que utilizan tecnología muy obsoleta y contaminante Hungría sufre grabes problemas de lluvia ácida. Los ríos, lagos y aguas subterráneas están preocupantemente contaminadas. Es situación muy precaria se encuentra el Danubio, que ya entra contaminado y apenas recibe tratamiento en el país. El lago Balatón tiene niveles de contaminación muy altos, a pesar de su uso turístico. Para paliar esta situación se están haciendo importantes esfuerzos para bajar los niveles de contaminación, y para proteger un creciente porcentaje de la superficie del país, que en la actualidad es algo más de 9% del total. Sus humedales tiene importancia internacional y por eso están protegidos por diversas figuras internacionales que permiten la protección y la promoción de estas zonas.

Categorías: Biogeografía, Climatología, Hungría, Unión Europea