Geografía

Suecia: Clima

Publicado por Santiago

Suecia, por su posición en el globo entre las latitudes altas del hemisferio norte, es un país frío, pero gracias a la influencia de la corriente del Golfo, que llega hasta las costas noruegas, Suecia tiene un clima más benigno del que le correspondería. Suecia no se beneficia tanto del esta influencia como los países europeos que tienen costa con el Atlántico, pero los vientos relativamente cálidos del suroeste determinan el carácter del clima en el sur del país. En el centro y norte la influencia es mucho menor. El clima es mucho más duro hacia el oeste, hacia las montañas, que hacen frontera con Noruega, y donde la influencia del mar está prácticamente ausente, por el contrario, hacia el este, hacia la costa del mar Báltico, el clima, aunque frío, es mucho más benigno. La influencia moderadora del mar Báltico es palpable, aunque menos intensa que las de la costa atlántica europea. En invierno, cuando el mar Báltico se congela, las temperaturas caen extraordinariamente. En el extremo norte, donde la influencia del mar es casi nula sólo se dan 88 días de verano al año.

Commons Wikimedia: Paisaje de Suecia

En estas condiciones, en Suecia se dan cuatro tipos de clima: el clima polar que se encuentra en el norte y los glaciares de montaña, el clima de tundra que se desarrolla en una estrecha franja en contacto con ese clima, el clima de los bosques boreales que se desarrolla en el centro y la costa norte y el clima marítimo de la costa oeste, que encontramos en el sur.

Los centros de acción que afectan a este territorio son el frente polar, que trae masas de aire frías y húmedas, el frente ártico, que actúa en el norte y trae masas de aire muy frías y secas, el anticiclón ártico, que está presente la mayor parte del año en el norte, y alcanza el sur en invierno, y, esporádicamente, en verano las costas del sur reciben la presencia del anticiclón de las Azores.

Las temperaturas tiene un marcado gradiente que desciende de sur a norte. En Estocolmo la media anual es de 6 ºC, con el mes más frío en enero (-3,2 ºC) y el más cálido en julio (17,3 ºC). Más al norte, en Falun, las temperaturas son 4,2 ºC de media anual, -6 ºC de media de enero, y 16,9 ºC de media de julio. En el norte, Karesuando, las temperaturas son -3,2 ºC de media anual, -16,7 ºC de media del mes de enero y 12,9 ºC de media del mes de julio.

Estas bajas temperaturas, especialmente en la costa del centro y el norte del país, hacen que los puertos suecos se congelen durante tres o cuatro meses invierno. Incluso el propio golfo de Botnia se congela por completo. La salida al mar de estas regiones se hace, curiosamente, por la costa noruega, que no se congela, gracias a las aguas cálidas de la corriente del Golfo.

Las lluvias presentan un gradiente parecido. Oscilan entre los 900 mm anuales en el sur y los menos de 400 mm en el norte, aunque en el sudeste también hay una región de bajas precipitaciones. Esta distribución se debe a que en el sur llegan, con frecuencia, las masas de aire marítimo (frías y húmedas) procedentes del Atlántico, mientras que las masas de aire muy frío del polo tienen una carga de humedad absoluta muy baja. Al contrario que otras regiones de este mismo entorno, las precipitaciones en Suecia son bastante irregulares, dependiendo de los años, y las regiones. El verano y el otoño son las estaciones más lluviosas. Las montañas tiene precipitaciones superiores, alcanzan los 1.200 mm. La mayor parte de las precipitaciones son en forma de nieve.

Categorías: Climatología, Suecia, Unión Europea