Geografía

Inicio Geografía general Los trópicos y sus territorios

Los trópicos y sus territorios

Publicado por Daniel


Características generales

La zona intertropical húmeda, es un mundo con mucha lluvia, que es bueno para la agricultura y toda esta zona tropical ocupa el 20% de la tierra emergida. Representando el 40% de la tierra útil para el hombre, y acoge a algo más del 40% de la población mundial. Aunque con una desigual distribución en el territorio.

Trópicos

Los recursos y limitaciones del medio físico tropical
Se define por el calor y la humedad. Esta situación hace que haya mucha vida, es decir, que existe mucha biomasa, tanta que en su alta cantidad molesta las actividades del hombre.
Las especies son muy antiguas y numerosas, porque el clima se ha mantenido estable durante siglos. Las aguas tienen una gran actividad química, y esculpen relieves como los panes de azúcar. Los suelos pierden con mucha facilidad sus elementos fértiles, porque están excesivamente “lavados”, y adquieren una costra dura llamada laterita, de aquí parte la denominación de estos suelos, como suelos lateríticos. La peculiaridad de estos es que hacen que no se puedan cultivar, de tal forma que si la vegetación es talada el lugar se convierte también en laterítico (desaparece la fertilidad).

El bosque ecuatorial se caracteriza por tener unas rocas cristalinas que forman unos escudos, son zonas macizas. Las zonas más densamente pobladas se encuentran en lugares con relieve joven.

Tres grandes unidades:
·Bosques ecuatoriales: Amazonia, África ecuatorial y las islas del Pacífico como Java, por ejemplo. Estas zonas siguen siendo lugares inhóspitos para el hombre, sólo se podrán encontrar pequeñas tribus nómadas. En los bordes de las zonas ecuatoriales nos encontramos con las explotaciones coloniales (café, cacao, etc.).
·Grandes llanuras y mesetas interiores: la Sabana, con dos estaciones, una de ellas seca. Tienen una gran extensión de terreno eminentemente natural. Suelen ser zonas de pastoreo.
·Montañas, litorales e islas: son los lugares más agradables y fáciles de adaptar por el hombre.

Las poblaciones y sociedades del trópico
El hombre a lo largo de los siglos ha conseguido establecer unas estrategias de supervivencia en estos territorios tropicales de la siguiente forma:

·Adaptándose y sacando el mayor provecho de los recursos para subsistir, es decir, mediante la agricultura extensiva. En las culturas de subsistencia el agricultor tropical tradicional llega a conocer su territorio y empieza a realizar la agricultura chamicera (se tala y se quema una parte del bosque o selva, y se espera a la lluvia, para sembrar después). No hay una ganadería vinculada a la tierra, es decir, no hay una agricultura mixta.
Los aztecas tenían una asociación de maíz con una simbiosis perfecta con la calabaza y las habichuelas, unidas a las acacias que protegían las habichuelas. Plantaban también el maguei del que sacan una bebida llamada pulca, de la propia planta sacaban unas fibras para hacer cuerdas. Por tanto, a los mayas e incas se les conoce como “los griegos precolombinos”. Estos utilizaban la milpa en un sistema de seminomadismo, por la progresiva laterización del suelo. Los incas que vivían en los Andes dependían de la costa (pescado y guano) y del bosque (coca) además de cultivar la patata, en una especie de silos enterrados en la nieve, y también domesticaban animales.
Por su parte el África negra recibe una influencia del mediterráneo aunque este ejerce de frontera. Tenían buena metalurgia, utilizada en la agricultura y en la guerra. Existieron unas fuertes diferencias entre las ciudades coloniales de la costa, y los pueblos pobres del interior, en estas zonas predominó el policultivo de: cereales (mijo, maíz, sorgo), tubérculos (ñame y mandioca) y árboles frutales (cocoteros y bananeros).

·Domesticar al máximo los recursos, para obtener grandes rendimientos agrícolas, estas son las culturas hidráulicas. Los valles y los deltas muy poblados estaban adaptados por grandes imperios bien organizados (roturación de la selva y desarrollo hidráulico con diques), es decir, muy jerarquizado. La zona del Índico estaba ocupada por las cuatro familias de pensamiento: el brahamanismo y budismo (vinculadas al intimismo y a la relación con la naturaleza, el trabajo se entiende como la construcción de uno mismo). La tercera civilización es la china, donde se valora la personificación del valor superior. La cuarta es la civilización islámica muy sumisa. Estas religiones marcan la forma de entender la realidad. Según Marx existe un modo de producción asiático con un gran número de trabajadores, que cobran poco y realizan grandes obras hidráulicas, que permiten ir quitando selva del mundo tropical húmedo, y permite el ir instalando la producción de cultivos como el arroz, consiguiendo mayor salubridad y crecimiento humano. Todo esto da lugar a valles densamente poblados y marcados por el dominio del agua. Característico del paisaje de estas zonas son las tierras en valles con tablas que forman terrazas, para el cultivo. Estos lugares de trópicos lluviosos son descubiertos por la rapiña colonizadora europea entre los siglos XV y XVI. Con la llegada de la Revolución Industrial, Inglaterra y Francia necesitan recursos naturales comenzando un comercio que ya no es tan primario. Esto desarrolla un tipo de paisaje que es el de la plantación. Se establecen colonias de explotación con grandes unidades de tierras de un monocultivo estratégico para la metrópoli. Por otro lado, están las ciudades coloniales que van a ser factorías y se caracterizan por estar cerca de la costa. Domina una irregularidad demográfica. Después de la 1ª Revolución Industrial, se da lugar en las colonias librecambistas una búsqueda del control del capital, a finales del s.XIX y principios del s.XX, se inventa por tanto el imperialismo librecambista. Todo esto marca al trópico húmedo, rompiendo el equilibrio y la biodiversidad. Hay una macrofalia muy grande, por tanto, se da lugar a sociedades duales entre las ciudades y el tribalismo del interior, siendo una consecuencia del colonialismo. También se caracteriza por la dependencia de otros países más ricos, y teniendo una gran deuda externa.

·Utilizar al máximo sus recursos obteniendo máximos beneficios, pero esquilmando a través del cultivo de explotación.

Categorías: Geografía general

Un comentario para “Los trópicos y sus territorios”