Geografía

Inicio América, Hidrografía, Paraguay Paraguay: hidrografía

Paraguay: hidrografía

Publicado por Santiago

Paraguay es un país con dos grandes arterias navegables, los ríos Paraná y su afluente por la derecha el Paraguay. El río Paraná sirve de frontera con Brasil y Argentina, por lo que es el río Paraguay el que organiza el territorio. La mayor parte de la población se asienta entre estos dos ríos. El resto del país está drenado por miles de ríos y afluentes, casi todos en la región Oriental, que debido a la planitud del país tienen, en su mayor parte, cauces indefinidos, que crecen enormemente durante la estación de las lluvias y casi desaparecen en la estación seca. De esta manera, buena parte del país es un gran pantano.

Commons Wikimedia: Lago Ypacarí (Paraguay)

El río Paraná nace en la región de Minas Gerais (Brasil), atraviesa mesetas graníticas muy encajado en el terreno, por lo que se aprovecha para la producción hidroeléctrica: presas de Yacyretá e Itaipú. De 4.500 km de longitud recorre 830 km en territorio paraguayo. Su anchura es variable y llega hasta los 4.000 metros. Debido a los rápidos, un lecho angosto y sus espesas nieblas, este tramo no es navegable, pero sí lo es en la zona de Encarnación y aguas abajo. Sus principales afluentes son: el Piraty, el Carapa, el Pozuelos, el Acaray, el Iguazú, el Pardo, el Tacuary, el Yabebiry y el Paraguay.

El río Paraguay es el principal afluente del Paraná y uno de los grandes ríos sudamericanos. Nace el Mato Grosso (Brasil), cerca de Diamantino, en contra dirección del resto de los ríos que allí nacen, que son afluentes del Amazonas. De 2.625 km de longitud, recorre 1.017 km en territorio paraguayo. Su caudal puede llegar a los 2.500 metros cúbicos por segundo, su anchura media es de unos 500 metros. La profundidad de su cauce es superior a los tres metros, llegando a los veinte. Los meses de crecida se sitúan entre febrero y junio y el estiaje entre diciembre y enero. Se hace paraguayo en Bahía Negra. Es un río tranquilo que permite la navegación de barcos de gran tonelaje hasta Asunción. Tan sólo algunos bancos de arena y fondos altos dificultan la navegación.

El Paraguay está ligeramente encauzado entre dos haces de aluviones que lo separan de los pantanos vecinos. A menudo su lecho se encuentra más elevado que las llanuras por las que transcurre. Recibe importantes afluentes, sobre todo por la izquierda, como el Apa y el Aquidabán, el Ypané y el Jejuy, que nacen en la sierra de Amambay. Son ríos caudalosos, pero sólo el Jejuy es navegable. Tras pasar por Asunción el río se convierte en frontera con Argentina. En esta zona el cauce se ensancha debido al aporte de grandes afluentes, como el Pilcomayo, el Bermejo, el Tebicuary, el Monte Lindo, el Pilagá y el Salado.

Los ríos de la llanura del Chaco no tienen bastante pendiente para formar un lecho y transcurrir por cauces permanentes. En la época de lluvias se ensanchan sobre amplias superficies para luego desaparecer en la estación seca. Sólo en las proximidades del río Paraguay las corrientes organizan sus cauces gracias a ligerísimas pendientes.

Entre los lagos más importantes de Paraguay figuran el Ypacaraí y el Ypoá, con una extensión de 200 km².

Commons Wikimedia: Ríos de Paraguay

Categorías: América, Hidrografía, Paraguay

Un comentario para “Paraguay: hidrografía”