Geografía

Inicio Armenia, Europa Armenia: relieve e hidrografía

Armenia: relieve e hidrografía

Publicado por Daniel Terrasa

Armenia es un país muy montañoso caracterizado por una gran variedad de paisajes e inestabilidad geológica. La altitud media es de 1.800 metros sobre el nivel del mar. No hay grandes llanuras y sólo una décima parte se encuentra por debajo de la marca de los 1.000 metros.

En el noroeste del país se levanta el Monte Aragats (4.090 metros), un gran pico volcánico que es el punto más alto del territorio armenio.

El norte y el este del país está recorrido por una serie de cordilleras (Somkhet, Bazum, Pambak, Areguni, Shakhdag y Vardenis), que se integran dentro del gran sistema del Cáucaso Menor. Entre ellas se hallan algunas mesetas elevadas como Lory y Shirak que a la vez son cortadas y horadadas por valles fluviales profundos.

La parte oriental de Armenia está marcada por la cuenca del Lago Sevan, que se encuentra a 1.890 metros de altitud y está rodeada por altas cordilleras.

Al suroeste hay una gran depresión, la llanura de Ararat, encajada entre las laderas bajas del monte Aragats y la cordillera de Geghama. El río Aras corta esta importante llanura en dos mitades: la mitad norte se extiende en tierras armenias y la mitad sur en territorio de Turquía e Irán.

Armenia se encuentra en una zona de alta actividad sísmica. Los terremotos son frecuentes, llegando a ser en ocasiones devastadores.

Hidrografía

Armenia cuenta con numerosos ríos, aunque la mayoría de ellos son cortos y turbulentos, con abundantes rápidos y cascadas. El nivel de los cauces fluviales aumenta en primavera, a causa del deshielo de las nieves de las montañas.

La mayoría de los ríos pertenecen a la cuenca de drenaje del río Aras (que es a su vez un afluente del río Kura, en la cuenca del Caspio). Este río forma una frontera natural entre Armenia y Turquía e Irán a lo largo de 480 kilómetros. Los principales afluentes de la orilla izquierda del Aras son el Akhuryan, el Hrazdan, el Arpa y el Vorotan.

El lago Sevan (en la imagen de arriba), uno de los lagos de alta montaña más extensos del mundo, es alimentado por docenas de ríos.

Clima

Debido a la localización de Armenia en una zona interior encerrada entre altas cordilleras y dentro de una zona subtropical, su clima es seco y continental. Sin embargo, la variación climática regional es considerable.

El verano, excepto en áreas de gran altitud, es largo y caluroso, con temperaturas medias de 25 ° C; el invierno generalmente es frío, con temperaturas medias de −5 ° C que en zonas de alta montaña pueden llegar a −12 ° C.

Las cordilleras del Cáucaso Menor impiden que las masas de aire húmedo lleguen a las regiones interiores de Armenia. Además, alrededor de dos terceras partes de la precipitación total que recibe el país se pierde por la evaporación. El índice de precipitación anual es de unos 800 mm, aunque hay zonas interiores aisladas donde esta cifra se reduce a la mitad.

 

 

Categorías: Armenia, Europa