Geografía

Inicio Geografía general Vértice geodésico

Vértice geodésico

Publicado por Pablo Guerrero

Este tipo de vértices se utilizan para señalar un punto determinado y específico en un terreno. Son llamados vértices ya que forman un vértice de un triángulo formado con otros vértices, los que son finalmente llamados vértices geodésicos. Estos se encuentran presentes usualmente en lugares elevados y libres de obstáculos donde la apreciación de los otros dos geodésicos de su triángulo sea posible.

Los geógrafos utilizan soportes cilíndricos pintados de blanco (de aproximadamente un metro de altura y 30cm de diámetro) que poseen bases cuadradas de aproximadamente un metro de alto los cuales son utilizados para señalar estos vértices y es también donde los especialistas ubican las herramientas topográficas al momento de realizar mediciones a fin de elaborar cartografía. La Bahía de Cádiz, en España, es uno de los lugares donde se encuentran gran cantidad de vértices geodésicos.

A pesar de ser instrumentos antiguos que aparentan estar sin uso o abandonados, sucede todo lo contrario. Cada uno de ellos, junto con su localización exacta, son de gran utilidad para realizar mediciones en topografía y geodesia. Estos cilindros se encuentran protegidos desde el año 1970 por la Ley de Señales Geodésica y Geofísica. Todos los vértices geodésicos poseen ubicada en su base una placa que advierte y recuerda: “Instituto Geográfico Nacional. Vértice Geodésico. La Destrucción de esta señal está penada por la Ley”.

El Instituto Geográfico Nacional de España estableció que la red de Vértices Geodésicos se divide en tres partes llamadas primero, segundo y tercer orden. Las pertenecientes al primer orden se encuentran compuestas por triángulos de lados que poseen entre 30 y 70 kilómetros. Las de segundo orden se encuentran apoyadas sobre las de primer orden y sus lados van desde los 10 a los 25 kilómetros. La red que pertenece a la tercera orden posee lados de entre 5 y 10 kilómetros. Cabe destacar que todos los vértices pertenecientes a las redes más grandes forman parte también de los vértices de redes más pequeñas, por lo que es posible afirmar que todo el planeta tierra se encuentra conectado a través de los vértices mediante el mismo sistema de coordenadas.

Es posible nombrar también un cuarto orden de vértices que dentro de cada localidad se rige por el Instituto Cartográfico específico de la Comunidad Autónoma. Es así que es posible encontrar dentro de la Comunidad Valenciana un registro de vértices pertenecientes al cuarto orden que dependen del Instituto Cartográfico Valenciano, vértices independientes a los del Instituto Geográfico Nacional y que no responden a las mediciones oficiales del IGN. Éstos vértices se diferencian de los utilizados por el Instituto Geográfico Nacional de España no necesariamente se encuentran en puntos de altura (como colinas o montañas), por lo que es usual encontrarlos en autopistas, carreteras o gasolineras.

Cabe destacar que no en todas las cimas montañosas se encuentran colocados vértices geodésicos, muchas son las montañas que no los poseen. También es posible encontrar vértices en otros lugares como arriba de edificios y en la costa cerca del mar.

Categorías: Geografía general