Geografía

Sismología

Publicado por Pablo Guerrero

La Sismología es la ciencia que estudia los movimientos sísmicos de la tierra, como los terremotos. Pretende la observación de las vibraciones naturales del terreno y las señales generadas de manera artificial y se apoya en diferentes ramas teóricas- prácticas a la hora de trabajar como la geofísica. Esta ciencia ha aportado datos esenciales a la comprensión de la placa tectónica, la estructura del interior de la tierra, la predicción de terremoto y además, es una interesante manera de hallar minerales.

La investigación de esta materia se concentra en la mejor comprensión del origen y propagación de los terremotos y de la organización interna de la tierra. Mediante la teoría elástica del rebote, la tensión almacenada durante varios años se independiza de manera repentina en forma de vibraciones sísmicas intensas por movimientos de las fallas.

Estas ondas sísmicas longitudinales, trasversales y superficiales producen los movimientos que alcanzan la superficie del planeta. Los instrumentos de esta actividad están diseñados para detectar los movimientos mediante métodos electromagnéticos u ópticos. Como sucede en varias de las disciplinas, los instrumentos sísmicos han sido modificadas y han alcanzado grados de utilidad gracias al alemán Emil Wiechert, el creador del sismógrafo.

Algunas de las herramientas como el sismómetro electromagnético de péndulo, trabajan justamente con el electromagnetismo que es la tensión inducida por un amplificador eléctrico a un galvanómetro. Este instrumento contiene registradores fotográficos que barren a gran velocidad una película, que dejan marcas del movimiento. Este trabajo se registra y queda para posteriores análisis.

Los sismógrafos de tensión aplican medidas electrónicas de las modificaciones de las distancias entre dos columnas de hormigón, que se encuentran separadas por unos 30 m, y que sirven para la detección de las respuestas de compresión y extensión en el suelo mientras se llevan a cabo las vibraciones. También está el sismógrafo lineal de tensión de Benioff que revela tensiones relacionadas con procesos tectónicos emparentados a la extensión de las ondas y a los movimientos diarios, o de mareas, de la tierra sólida, entre otras como la rotación, los inclinómetros, así como también están los sismógrafos de banda ancha y período largo como los del fondo del océano.

Estas herramientas se encuentran en varias partes del mundo para poder estar al tanto de los movimientos del planeta en varias zonas geográficas. De esta manera se registran señales de terremotos y explosiones que ocurren debajo de la superficie terrestre. La red Sismográfica Mundial cuenta con unas 125 estaciones a lo largo y ancho del globo.

Aplicaciones

Los trabajos de la sismología son para la compresión del origen y propagación de los terremotos que según la teoría elástica del rebote, la tensión acumulada durante varios años se libra de forma repentina y lo hace en forma de vibraciones y movimientos con fallas.

Estos temblores en la tierra pueden acabar con las construcciones de edificios tan solo en instantes, por eso las disciplinas como la ingeniería trabaja con medidas sísmicas a la hora de la construcción. Esto comprende a emprendimientos tales como las carreteras, los edificios, los diques, ya que existen zonas muy propensas a sufrir terremotos por lo que se debe prevenir.

Categorías: Geografía general