Geografía

Inicio Geografía general Geología histórica

Geología histórica

Publicado por Pablo Guerrero

Se denomina Geología Historia a la rama de la Geología que estudia y analiza las modificaciones que se producen en el planeta tierra, abarcando desde su formación, la cual se estima hace 4.570 millones de años, hasta la actualidad. Para poder determinar un marco temporal relativo, apoyado en los grandes eventos biológicos y geológicos, los geólogos han ordenado las rocas en una secuencia continua de unidades cronoestratigrafía a escala planetaria.

Todos los procesos y sucesos geológicos que han sucedido a lo largo de la historia geológica del planeta tierra quedan registrados en las rocas. Estas son denominadas como la memoria autentica del planeta. El principal trabajo de los geólogos es datar y fechar todos estos procesos.

Los procesos geológicos tienen como principal característica su lentitud, dejando una sensación de estaticidad y permanencia para el ojo humano, aunque hay procesos o sucesos que ocurren súbitamente, como por ejemplo una erupción volcánica, un alud, un terremoto, entre otros. Con anterioridad se pensaba que la tierra se había conformado en el lapso de seis días y que tenía una edad que no superaba los 6000 años y que estos procesos súbitos eran los únicos que modificaban el relieve terrestre, pero los agentes geológicos externos son los que han modelado la superficie hasta llegar a la configuración actual y lo seguirán haciendo de manera continuada e imperceptible.

Al hablar de tiempos geológicos, como en la historia propiamente dicha, tenemos que decir que un siglo es muy poco tiempo para poder observar diferencias notables. Recién para poder observar cambios, como por ejemplo, en el curso de un rio o el retroceso de un acantilado o en el movimiento de una lengua de un glaciar que retrocede y produce la formación de un lago externo, se deberían esperar aproximadamente unos veinte siglos.

Por todo esto, claramente, la mayor dificultad que poseen los estudios en las ciencias geológicas es el uso de las escalas de espacio y tiempo, desde magnitudes muy pequeñas a otras muy grandes. La unidad de tiempo en geología es de un millón de años. En un periodo de estos de tiempo ya se pueden observar cambios importantes, como por ejemplo, un rio puede profundizar sus valles, las costas pueden hacer retroceder los acantilados.

Llevando esta escala utilizada por los geólogos y comparándola con las veinticuatro horas que contiene un día, se puede determinar que una hora correspondería aproximadamente a unos 200 millones de años. Comparándolo con los periodos geológicos, se puede decir que el periodo arcaico le corresponderían 12 horas y al precámbrico unas 9 horas. La llamada era primaria recién comenzaría después de las 21 horas y la era secundaria iniciaría a las 22.48. Aproximadamente a las 23.40 empezaría la era terciaria y la era cuaternaria duraría apenas unos 37 segundos. Todos estos datos nos demuestran que los 2000 años de nuestra era solamente duraría una decima de segundo, dejando claro que para la edad de la tierra y los tiempos de los procesos geológicos 2000 años son lapsos muy breves.

Categorías: Geografía general