Geografía

Inicio Geografía general Cráter Sedan

Cráter Sedan

Publicado por Pablo Guerrero

Es un agujero de 390 metros de ancho por 98 metros de profundidad originado por una bomba de 104 kilotones que fue explosionada intencionalmente durante una prueba nuclear llamada “test de Sedan” o “Storax Sedan”. La misma se realizó el 6 de julio de 1962 por los Estados Unidos en el Yucca Flat, un enclave desértico perteneciente al Emplazamiento de Pruebas ubicado en el condado de Nevada, que desde hacía una década ya era utilizado por el Departamento de Energía de ese país para experimentos similares.

Un proyecto ambicioso:

Esta gran explosión se llevó a cabo durante el gobierno de John Kennedy en el marco de un raro y ambicioso plan denominado “Operación Plowshare” que la misma Casa Blanca impulsó con el objetivo de aprovechar los beneficios de las armas nucleares que más adelante, pensaban los ideólogos, podrían posibilitar importantes obras civiles de construcción, como la utilización de bombas atómicas para ampliar el Canal de Panamá, abrir caminos entre las montañas, construir carreteras, interconectar acuíferos o hacer cuevas subterráneas para almacenar recursos naturales (agua, petróleo, gas, etcétera).
De hecho, un antecedente al Cráter Sedan, también impulsado por la Operación Plowshare, fue la propuesta fallida del “Proyecto Chariot”, en la que se pretendía crear un puerto en el Cabo Thompson, de Alaska, a través de la explosión de varias bombas de hidrógeno. Sin embargo, el plan fue cancelado producto de las protestas de los pobladores de esa región, que temían nefastas consecuencias para sus vidas, y debido a que esa zona geográfica era dudosa en cuanto a rentabilidad económica, a la vez que llevar adelante el trabajo significaría una gran inversión monetaria y de recursos humanos.

Las consecuencias:

La detonación generó de inmediato una enorme ignición que, además de dar origen al Cráter Sedan, arrastró con numerosos efectos colaterales devastadores:
-desplazó más de 12 millones de toneladas de tierra;
-generó ondas equivalentes a un terremoto de 4,75 grados en la escala de Richter;
-oscureció el cielo en un radio de 8 kilómetros;
-ocasionó lluvias radiactivas y altos niveles de contaminación, en especial en Dakota del Sur, Illinois y Nebraska;
-una hora después de la explosión, el nivel de radiación existente en la boca del cráter fue de 500 R por hora;
-más de 13 millones de ciudadanos (un 7% de la población en ese momento) estuvieron expuestos a los peligros de la contaminación nuclear originada por el Storax Sedan, lo que significa que ninguna otra prueba nuclear afectó a tantas personas en Estados Unidos como ésta.

Medio siglo después:

El Cráter Sedan se halla rodeado de un suelo tan yermo y solitario que su topografía tiene características muy parecidas a la de los cráteres de la Luna, razón por la que los astronautas del Apolo 14 lo visitaron en 1970 antes de iniciar su viaje hacia nuestro satélite natural. Lo mismo hicieron los tripulantes del Apolo 16 y 17 a modo de entrenamiento. Y tan sólo por curiosidad, hoy en día este lugar es visitado por unas 10 mil personas al año.

Categorías: Geografía general