Geografía

Inicio Geografía general Cordón litoral

Cordón litoral

Publicado por Pablo Guerrero

Las aguas de los grandes ríos y del mar suelen arrastrar materiales residuales, originando posteriormente depósitos que sustituyen a los bordes de la costa en forma de barreras, diques o series de diques, presentando un contorno en la mitad de los límites originales que conforman la costa.

A esta forma que toman las circunscripciones costeras se la denomina en geología cordón litoral, y es parte de lo que se suele llamar desde esta ciencia “aparato natural” (conjunto de paisajes o espacios constituidos a partir de larguísimos procesos geológicos).

Los contornos y el equilibrio de las mareas

Cuando el cordón litoral es simple, corresponde a la acción de las pleamares más comunes u ordinarias, es decir, a las más tranquilas. En cambio si las mareas son bastante fuertes, la restinga resulta de la acción de mareas grandes y equinocciales (las más altas de todo el año, que se producen en los equinoccios de otoño y primavera, es decir, sobre la línea del Ecuador, en noches de luna nueva o llena).

En el caso de los contornos simples, si son dobles tienen en la parte de arriba de la terraza un plano con una inclinación hacia la superficie terrestre. En el caso de que la cresta del cordón se encuentra a un nivel más elevado que el de las pleamares ordinarias, la base del cordón queda ubicada en un término medio entre las pleamares ordinarias y las bajamares, en especial si ésta está conformada por cantos rodados.

De esta manera, el cordón funciona como una barrera que separa al mar de una parte de la playa, impidiendo que las aguas la bañen como lo hacían antes. Los cordones litorales se convierten por estas áreas en dueños del juego permanente entre los oleajes más calmos y los más tempestuosos, devolviendo estabilidad.

En este caso, si las olas llegan mayormente hasta el pie del cordón litoral, sólo en raras situaciones alcanza a cubrirlo, dado que si fue originado debido al trabajo de una marea grande o equinoccial, será lo suficientemente alto como para que no lo destruya, al menos por completo, por lo que el equilibro del cordón en relación con las mareas siempre se mantendrá.

A lo largo del tiempo, todo el material acumulado que constituye el cordón litoral (arena, cantos rodados, caracoles), no termina siendo tanto una constante modificación de la superficie de la Tierra, sino más bien un elemento con movimiento de la superficie que lo sostiene.

Barreras en otros accidentes geográficos

-Una bahía es una entrada de mar rodeada de tierra, con una apertura ancha, originada por el continuo movimiento de las olas. Cuando frente a ella se desarrolla una barrera bastante cerrada, también se encuentra en un cordón litoral, originada generalmente de una flecha litoral (acumulación de arena delante de la costa que suelen apoyarse en cabos o promontorios) o de un banco de arena.
-También se forman tómbolos, accidentes geográficos sedimentarios en forma de barra, originados cuando una isla se une con tierra firme a través de un banco de arena.
-Dentro de los cordones litorales suelen formarse lagunas o albuferas, conectándose con el mar a través de una desembocadura estrecha.

Categorías: Geografía general