Geografía

Atolón

Publicado por Pablo Guerrero

Es un hermoso paisaje marino constituido por una isla coralina con forma de círculo irregular. Es también el conjunto de varias islas pequeñas que conforman un arrecife de coral y poseen en su interior una laguna que comunica hacia el mar.

Explicaciones científicas sobre el origen

En 1842, el biólogo inglés Charles Darwin presentó la teoría más extendida y aceptada sobre la formación de los atolones: reveló que se producen cuando una isla volcánica que rodea un arrecife de coral se hunde en el océano. Este arrecife que nace en el océano tropical alrededor de una isla volcánica crece hacia arriba a medida que la isla se hunde, formando a lo largo del tiempo un gran arrecife coralino. Durante este proceso complejo, la isla de volcán queda sumergida bajo el nivel del mar, pero los bancos de coral y las algas calcáreas continúan con su crecimiento hasta lograr su máxima actividad biológica al ras del agua templada, precisamente donde las condiciones son excelentes para tal fin. Es una permanente lucha entre el hundimiento del volcán y el crecimiento del arrecife. De esta manera, el antiguo cono volcánico se convierte finalmente en un atolón o isla coralina en forma de anillo.

Ahora bien, estos anillos coralinos sólo nacen y perduran en las aguas cálidas de los trópicos por dos razones principales: primero, porque son una consecuencia de organismos marinos tropicales que habitan esas zonas, donde la temperatura es la adecuada para su desarrollo. Segundo, porque las islas volcánicas distantes de estas temperaturas se hunden, ya que la erosión actúa con intensidad rebajando la superficie coralina, que no se halla bajo la acción directa de los rayos del sol.

De hecho, las islas más cercanas a los polos se desarrollan hacia montañas marinas (llamadas guyots), y las más cercanas hacia los trópicos o la línea del Ecuador lo hacen hacia los atolones.

Por su parte, el geólogo y profesor canadiense Reginald Aldworth Daly presentó una postura diferente a la de Darwin acerca de cómo se forman los atolones. Él explicaba que éstos son islas corroídas como consecuencia de la erosión ocasionada por las corrientes oceánicas y las olas del mar durante la era glacial, en el último retiro del nivel del mar a unos 100 metros por debajo del nivel actual. Luego, cuando el nivel del mar volvió a elevarse de manera gradual debido al derretimiento de los glaciares, los arrecifes coralinos crecieron sobre la plataforma que rodea una sección de la isla volcánica, que no ha sido del todo desgastada por el accionar de las mareas.

En nuestros océanos

La mayor parte de los atolones existentes en nuestro planeta se encuentran en el Océano Pacífico y en el Índico. En el Pacífico están distribuidas principalmente en las islas Tuamotu, Carolina, Marshall, del Mar Coral, y los grupos de islas de Kiribati y
Tuvalu. Y en el Índico encontramos las islas Laquedivas, las islas Maldivas, el archipiélago Chagos y las islas externas de las Seychelles.

Aunque en menor medida, el Océano Atlántico también presenta atolones, en especial el mar Caribe.

Categorías: Geografía general