Geografía

Inicio Cartografía La altitud en los mapas

La altitud en los mapas

Publicado por Santiago

Los mapas no sólo tratan de representar las posiciones relativas de los objetos en un plano. También pretenden mostrar una tercera dimensión: la altitud. En rigor no es lo mismo altitud que altura, aunque normalmente se usa como sinónimo no es correcto. La altitud es la distancia vertical entre un punto dado y otro punto considerado como nivel cero, que es el nivel medio del mar. La altura, por el contrario es la elevación de un punto con respecto a otro cualquiera de referencia cualquiera; esté a nivel del mar o no, y no siempre tiene porqué ser el mismo. Es decir, un avión vuela a determinada altitud (con respecto al nivel del mar) y a una altura, que puede ser mucho menor si está atravesando una cordillera.

Commons Wikimedia: Mapa altimétrico de la India

El nivel del mar no es uniforme en todo el planeta, y además cambia ostensiblemente con las mareas. La referencia es el nivel medio del mar en un lugar concreto. Cada país tiene su estación donde medir este nivel y sirve de referencia para todo el país. Por ejemplo, en España la referencia es el nivel medio del mar en Alicante. Instrumentos como el GPS determinan la altitud en función de un modelo matemático de la Tierra, por lo que, normalmente, suele haber diferencias con la altimetría oficial.

Dependiendo de la escala del mapa la altimetría se representa de diversas formas. En los mapas de escalas pequeñas, que representan países, regiones del mundo o continentes, al altimetría está representada, grosso modo, por colores.

La altimetría en los mapas de pequeña escala se hace en falso color. Una de las más populares es la que va del verde la amarillo, del amarillo al marrón, del marrón al violeta, y del violeta al blanco. Usa un verde oliva muy oscuro para aquellas altitudes que estando en tierra se encuentran por debajo del mar. En los mapas de escala muy pequeña los tramos altimétricos suelen ser irregulares: por ejemplo del 0 al 200, del 200 al 400, del 400 al 1000, del 1000 al 1500, del 1500 al 2000, y a partir de aquí de mil en mil hasta más de 6000. Las isohipsas por debajo del nivel del mar (batimetría) se representan en azul, desde un azul casi blanco a azules más intensos dependiendo de la profundidad. El primer tramo suele ir de 0 a 200, el segundo de 200 a 1000, y a partir de ahí de mil en mil. No obstante, la leyenda de cuál es la referencia altimétrica debe aparecer en alguna parte de los márgenes del mapa. Esta escala de colores suele aparecer, también, en las ortoimágenes hechas con datos de satélite, la mayoría de ellas presentadas en falso color.

Normalmente no se usan colores planos, y se sombrean para dar sensación de relieve a las montañas. Debido a que leemos de izquierda a derecha el sombreado suele encontrarse al sur y sureste, lo que en el hemisferio norte es una falsedad, ya que el sol ilumina desde el sur dejando en sombra las laderas del norte. Pero hay que tener en cuenta que se trata de una convención.

En los mapas de escalas más grandes la representación de la altitud tiene otra solución: la curvas de nivel. La curva de nivel une todos los puntos que tienen la misma altitud. Mapas a partir de escalas por encima de 1:200.000 ya tienen curvas de nivel para representar la altitud, aunque suelen estar mezclados con una altimetría de colores o del sombreado de las montañas.

La diferencia de altitud entre dos curvas de nivel consecutivas se llama equidistancia. Dependiendo de la escala de los mapas la equidistancia es diferente. Las escalas de 1:200.000 y 1:100.000 tienen equidistancias de 100 metros, o de 50 metros, pero el mapa topográfico básico, el 1:50.000, tiene equidistancias de 20 metros, y el 1:25.000 de 10 metros. Cada cuatro curvas, es decir cada 100 metros en el 1:50.000, encontraremos una curva de nivel más gruesa, son las curvas maestras. Sobre las curvas maestras hay un número que indica su altitud. La cima siempre está en el interior de la curva de nivel más pequeña. En algunas de estas cimas aparece un punto y un número, el punto es la cota más alta y el número es su altitud. En las zonas muy llanas pueden aparecer curvas de nivel auxiliares, que tiene una equidistancia intermedia y se dibujan con líneas de trazos.

Entre dos puntos del mapa podremos determinar si ascendemos o descendemos porque conocemos nuestra altitud, y la curva maestra hacia la que nos dirigimos nos indica si está más alta o más baja. Por cada curva de nivel que atravesemos la diferencia de altura es la equidistancia.

En algunos mapas podemos ver unas curvas de nivel con unas pestañas. Indican una pequeña depresión, es decir, que aunque el resto de las curva de nivel indiquen que ascendemos, esa indica que se desciende. La depresión está en la dirección que marcan las pestañas.

Como las curvas de nivel indicn la diferencia de altura, no de longitud, los metros de desnivel pueden salvarse en centenares de metros lineales, o en unos pocos metros. Así, cuanto más cerca estén las curvas de nivel mayor será el desnivel total a superar, y por lo tanto más pendiente es la ladera.

Las curvas de nivel muestran un dibujo característico en algunos elementos del paisaje. Toman forma de v en los valles, son cerradas en las cumbres, se vuelven estrechas y alargadas en las crestas, se acercan y se separan bruscamente en los pasos de puertos, etc.

Commons Wikimedia: Mapa topográfico

Categorías: Cartografía