Geografía

Inicio Asia, China, Climatología China: Clima

China: Clima

Publicado por Santiago

China es un país muy extenso con un relieve muy complejo que define infinidad de climas, desde la más alta montaña a los desiertos más secos del interior de los continentes, pero China define uno de los climas típicos del mundo: el clima subtropical húmedo.

Commons Wikimedia: Cataratas Detian (China)

Simplificando, podemos distinguir en China cuatro grandes dominios climáticos, dos al oeste, con las alturas del Himalaya y los desiertos de clima seco de las latitudes medias, y dos al este, con el clima continental húmedo al norte y el clima subtropical húmedo al sur, en donde el mecanismo de los monzones gobierna la temporada de lluvias. Entre unos dominios y otros aparecen infinidad de climas de transición y clima locales.

Los centros de acción que dominan el clima chino son: el anticiclón Siberiano, que está presente en invierno, especialmente en la parte oeste y norte del país, el anticiclón Hawaiano, que domina en verano en el este y el sur del país, el frente polar, que llega, muy debilitado, con los vientos dominantes del oeste, la Zona de Convergencia Intertropical, que modifica la posición de los monzones y afecta al sur del país, y diferentes anticiclones locales que se instalan sobre el centro del Tíbet en invierno y que influyen en amplias regiones del oeste.

El clima seco de las latitudes medias se desarrolla en buena parte del Tíbet, pero sobre todo en el noroeste y norte de China, los desiertos de Takla Makán y Gobi, pero también las cuencas que quedan a sotavento de los vientos monzónicos: depresión de Sichuan, Tarim, Turfán y Yungaria, provincias de Guizhou y Yunán, y grandes extensiones del Tíbet, como la meseta de Kunlun, cordillera de Tian Shan y los montes Altai. Se trata de regiones en las que las precipitaciones son muy bajas, inferiores a los 300 mm anuales, y en muchas regiones por debajo de los 100 mm. Las temperaturas varían mucho. Son mucho más cálidas en las depresiones donde se superan medias de 20 ºC, que en las alturas del Tíbet. En invierno, no obstante, las temperaturas caen muy por debajo de los cero grados, con medias inferiores a los -5 ºC incluso en las regiones bajas.

El clima de las montañas tiene características polares, debido a la gran extensión que ocupa. Las montañas son mucho más lluviosas, especialmente entre los 600 y los 2.000 metros, y se alcanzan precipitaciones por encima de los 1.000 mm. Cuanto más ascendemos las precipitaciones se hacen más escasas, pero el frío hace que sean siempre en forma de nieve y que esta se conserve de un año para otro formando, así, grandes glaciares, especialmente en el Tíbet. En las grandes alturas la temperatura media está siempre por debajo de los 0 ºC.

El clima continental húmedo se da en el noreste del país y en la transición entre el clima seco de las latitudes medias y el clima subtropical húmedo. Algo más húmedo, las precipitaciones también son escasas, entre 500 y 800 mm anuales. Las temperaturas son calurosas en verano y muy frías en invierno, ya que suele llegar la influencia del anticiclón siberiano. Ocasionalmente pueden llegar masas de aire marítimo de tipo tropical.

El clima subtropical húmedo es el típico del este, la costa y el sur de China. Se trata de un clima cálido y húmedo muy influido por el mecanismo de los monzones, no obstante está sujeto a la advección de masas de aire polar continental de forma ocasional. Las temperaturas tienen oscilaciones térmicas de entorno a los 30 ºC, especialmente en le norte, que se reduce a menos de 15 ºC en las costas del sur. Las precipitaciones varían mucho; superan los 1.000 mm en el sur y apenas llegan a los 500 mm en el centro norte, en torno a Pekín.
Commons Wikimedia: Precipitaciones en China

Categorías: Asia, China, Climatología