Geografía

Inicio Relieve El relieve de los litorales

El relieve de los litorales

Publicado por Santiago

La dinámica entre el mar y los continentes genera unas formas de relieve características, la costa y litoral, que, en buena medida, son independientes del clima. Se trata una combinación de los agentes atmosféricos y la acción de las aguas marinas. La anchura de la franja es variable dependiendo de las características de la costa.

El litoral es la zona que está directamente sometida a la acción de las aguas, entre la marea baja y la marea alta. Esta es la zona a la que se llama estero. Su anchura no suele ir más allá de los 20 metros. No obstante, la influencia del mar se manifiesta mucho más en el interior. Esta sería costa. Aquí el relieve cambia con mucha rapidez, incluso en el intervalo de unas pocas décadas.

Playa Manzanillo (Venezuela)

Los litorales tienen formas muy variadas, dependiendo de cómo se haga la erosión marina, las características de la roca y la influencia del clima. Podemos distinguir entre las zonas de ablación y las zonas de acumulación.

Las zonas de ablación son aquellas en las que están presentes las formas producto de la acción de la erosión marina. Dos son las formas básicas: los acantilados y las plataformas de abrasión. Los litorales que presentan un acantilado forman las costas altas.

Las zonas de acumulación litoral son fruto de la sedimentación marina. Si no presentan un acantilado se llaman costas bajas. Hay gran variedad de formas, pero los tipos principales son las playas, las dunas litorales y las áreas pantanosas marítimas como las marismas y las albuferas.

Las desembocadura fluviales tienen sus propias características. Es el llamado dominio fluviomarino. Encontramos dos tipos diferentes: estuarios y deltas.

    Los estuarios se forman cuando el mar entra en el cauce fluvial, por detrás de la línea de costa primitiva. La fuerza el mar es superior a la de la corriente del río.

    Los deltas se forman cuando la corriente del río tiene mayor fuerza que el mar, y deposita sus sedimentos por delante de la línea de costa primitiva.

No hay que confundir los estuarios con las rías. Una ría es un antiguo valle fluvial que ha sido inundado por el mar, por lo que ya no pertenece al cauce del río, sino al dominio marino. Tampoco hay que confundir la ría con los fiordos. El fiordo es un valle glaciar, con forma de U, que ha sido invadido por el mar. Aparte de por su origen, las rías se diferencian de los fiordos porque estos están enmarcados por unas paredes mucho más verticales y su fondo es más plano. Las rías pueden tener paredes verticales, aunque no tanto como los fiordos, o presentar una costa baja. A diferencia de los valles glaciares, los fluviales tienen forma de V.

En la costa se distinguen diversos accidentes geográficos. Los más importantes son:

    Cabo: Un cabo se forma cuando la línea de costa se adentra, en forma de punta, en el mar.

    Golfo: Un golfo se forma cuando el mar penetra detrás una teórica línea recta de la costa. Esta adopta una forma curva que acoge una gran porción de aguas de mar. Vista desde tierra tiene una forma cóncava.

    Bahía: Una bahía tiene la misma forma que un golfo pero su tamaño es mucho menor.

    Ensenada: Una ensenada tiene la misma forma que un golfo pero es muy pequeña y, además, muy cerrada, por lo que está protegida del mar abierto.

    Cala: Una cala tiene la misma forma que una ensenada pero aún más estrecha y está aislada de tierra por un acantilado.

Categorías: Relieve

3 comentarios para “El relieve de los litorales”