Geografía

Inicio América, Hidrografía Río Amazonas

Río Amazonas

Publicado por Daniel Terrasa

El río Amazonas es, con 7.062 kilómetros de longitud, el río más largo del mundo. también es el más caudaloso del planeta, con un caudal medio de de 230.000 metros cúbicos de agua por segundo. Se estima que aproximadamente una quinta parte de toda el agua que sale de la superficie de la Tierra es transportada por el Amazonas.

Su fuente más occidental se ubica en la Cordillera de los Andes, a tan sólo 160 kilómetros de distancia del Océano Pacífico. Su desembocadura se encuentra sin embargo en el Océano Atlántico, en la costa noreste de Brasil.

La vasta cuenca del Amazonas (también conocida con el nombre de Amazonia), tiene una extensión aproximada de 7 millones de kilómetros cuadrados y es casi dos veces más grande que la del río Congo, el otro gran sistema de drenaje ecuatorial de la Tierra. Más de dos tercios de la cuenca están cubiertos por una inmensa selva tropical.

La cuenca engloba gran parte del territorio de Brasil y Perú, además de grandes extensiones de Colombia, Ecuador y Bolivia, más una pequeña área en el sur de Venezuela.

La descarga de agua en la desembocadura del Amazonas es cuatro veces mayor que la del Congo y más de diez veces mayor que la del Mississippi. Este gran volumen de agua dulce reduce la salinidad del océano Atlántico en un área de 20.000 kilómetros cuadrados.

El primer europeo en explorar el Amazonas fue el español Francisco de Orellana en el año 1541. Durante su viaje se enfrentó a varias tribus locales a cuyos guerreros comparó con las amazonas de la mitología griega, de ahí el nombre del río.

Curso

La fuente más alta y remota del Amazonas ha sido ubicada en la Cordillera Chila, cerca de Arequipa, Perú. En su curso alto el río recibe diferentes nombres, aunque adquiere la denominación de Amazonas en su confluencia con el río Negro. En este curso alto el río traza la frontera entre Perú y Colombia para después penetrar en Brasil y marcar la triple frontera.

Las aguas del Amazonas y el Negro, de diferentes colores y densidades, fluyen a lo largo de más de 200 kilómetros sin mezclarse. En esta parte del curso amazónico hay grandes extensiones anegadas, canales y numerosas islas fluviales.

El Amazonas es navegable hasta 1.600 kilómetros al interior (donde se ubica la ciudad de Manaos). Las embarcaciones de menor tamaño pueden alcanzar también la ciudad de Iquitos, en Perú, unos 2.000 kilómetros hacia el interior.

Las principales salidas del río Amazonas al mar son los dos canales situados al norte de la isla de Marajó, a través de un grupo de islotes medio sumergidos y bancos de arena poco profundos.

En la desembocadura del Amazonas, de unos 65 kilómetros de anchura, no se forma ningún estuario porque los sedimentos son arrastrados hacia el norte a lo largo de la costa por las corrientes oceánicas.

Allí tiene lugar un fenómeno natural llamado Pororoca (en la imagen inferior), una serie de grandes olas que se desplazan hacia el interior del río cuando las mareas oceánicas penetran en la desembocadura.

Afluentes

El Amazonas tiene más de mil afluentes que fluyen hacia él desde las tierras altas de Guayana, las tierras altas de Brasil y los Andes. Los más importantes son:

  • Japurá (llamado Caquetá en Colombia).
  • Juruá.
  • Madeira.
  • Negro.
  • Purus.
  • Xingu.

Todos ellos tienen una longitud superior a los 1.600 kilómetros.

 

Categorías: América, Hidrografía