Geografía

Inicio Geografía económica El índice de desarrollo humano

El índice de desarrollo humano

Publicado por Santiago

Para la Geografía siempre ha sido un reto clasificar a los países según su desarrollo. Muchos han sido los índices que se han elaborado, y muchos los criterios usados. Hasta la década de 1980 todos las pautas se elaboraban de tal forma que los países del norte de Europa y Estados Unidos quedasen en los primeros puestos. Era obvio que estos países eran los más desarrollados y por lo tanto era lógico pensar que aquello en lo que ellos tenían ventaja era el mejor criterio para establecer una clasificación. Se usaron, entonces, índices como la producción de acero, el consumo y producción de energía, el nivel de consumo, el porcentaje de teléfonos o televisores o prensa, etc. Pero todos estos criterios se mostraron ineficaces a medida que las grandes industrias se instalaban en los países del Tercer Mundo, en busca de menores sueldos de los trabajadores, la tecnología permitía producir más con menos consumo, y se abarataban los precios de los productos de consumo.

Commons Wikimedia: Edificios en China. Contraste entre los del primer plano y los del fondo.

Caídos los anteriores se buscaron criterios más objetivos, en los que no necesariamente Europa y Estados Unidos tendrían que salir beneficiados, aunque a la postre sí lo serían. El más popular, y que aún se utiliza, es la renta per cápita, que se obtiene tras dividir el Producto Interior Bruto (PIB) entre los habitantes de un país. Otros índices menos populares, pero que también se han usado han sido la Renta familiar disponible per cápita o la Paridad del poder adquisitivo. Estos índices tienen un problema, y es que hacen tabla rasa de las desigualdades internas del país. Además favorecen a los países ricos pero pequeños o con poca población, cuyo peso en la economía mundial, a la postre, no es significativo.

Desde la década de 1990 se ha desarrollado el Índice de desarrollo humano (IDH, HDI en inglés), elaborado para el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Lo básico del índice se ha hecho de acuerdo con el trabajo de investigación del economista pakistaní Mahbub ul Haq y las ideas desarrolladas por Amartya Sen. Es un índice que aún se está ajustando por lo que los criterios que se usan para elaborarlo pueden cambiar con el tiempo. No obstante, parece destinado a ser el índice de referencia para una clasificación del desarrollo de los países. Según la PNUD «el IDH mide el logro medio de un país en cuanto a tres dimensiones básicas del desarrollo humano: una vida larga y saludable, los conocimientos y un nivel decente de vida». Se observa cómo estos criterios son un tanto abstractos.

Una de las dificultades de este índice es determinar qué es el desarrollo humano. En general se puede definir como «el proceso por el que una sociedad mejora las condiciones de vida de sus ciudadanos a través de un incremento de los bienes con los que puede cubrir sus necesidades básicas y complementarias, y de la creación de un entorno en el que se respeten los derechos humanos de todos ellos». El PNUD lo ha definido de las siguiente manera:

    «El desarrollo humano abarca mucho más que la variable económica: significa un estado en el que las personas puedan vivir en forma productiva y creadora de acuerdo con sus necesidades e intereses. Para el PNUD, los pueblos son la verdadera riqueza de las naciones y por ende, el desarrollo consiste en la ampliación de las opciones que ellos tienen para vivir de acuerdo con sus valores. Por eso el desarrollo significa mucho más que el crecimiento o disminución del ingreso nacional per cápita, el cual constituye solamente un medio —muy importante pero un medio al fin— para ampliar las opciones de la población.

    Un elemento fundamental para la ampliación de esas opciones es el desarrollo de la capacidad humana, comprendida como el arco de las múltiple actividades y condiciones que una persona puede llevar a cabo o en las que puede vivir. Las capacidades esenciales son una vida extensa y sana, la educación y el conocimiento, el acceso a los recursos para una vida digna y la potestad de participar en la vida comunitaria.

    Esta manera de percibir el desarrollo contrasta con la preocupación inmediata por la acumulación de riqueza y se engloba en el concepto superior de los derechos humanos».

De esta manera se considera que el índice debe estar compuesto por tres parámetros básicos:

    * vida larga y saludable (según la esperanza de vida al nacimiento)
    * educación (tasa de alfabetización de adultos y la tasa bruta combinada de matriculación en educación primaria, secundaria y terciaria)
    * nivel de vida digno (medido por la renta per cápita en dólares estadounidenses)

El índice puede mejorarse, ya que hay criterios, como la esperanza de vida al nacimiento, que depende de la estructura por edades. Cada cierto tiempo se añaden más y mejores criterios. Los últimos implementados son:

    * Tasa de mortalidad infantil por causas reducibles
    * Tasa de sobre-edad
    * Calidad educativa
    * Tasa de empleo
    * Tasa de desempleo

El índice da un resultado entre 0 y 1 y se consideran los siguientes intervalos:

    * País de desarrollo humano elevado (IDH ≥ 0,8): 63 países.
    * País de desarrollo humano medio (0,5 ≤ IDH < 0,8): 83 países. * País de desarrollo humano bajo (IDH < 0,5): 31 países.

Según este índice los 30 primero países de la lista en el 2006 son:

    1.- Noruega
    2.- Islandia
    3.- Australia
    4.- Irlanda
    5.- Suecia
    6.- Canadá
    7.- Japón
    8.- Estados Unidos
    9.- Suiza
    10.- Países Bajos
    11.- Finlandia
    12.- Luxemburgo
    13.- Bélgica
    14.- Austria
    15.- Dinamarca
    16.- Francia
    17.- Italia
    18.- Reino Unido
    19.- España
    20.- Nueva Zelanda
    21.- Alemania
    22.- Hong Kong
    23.- Israel
    24.- Grecia
    25.- Singapur
    26.- Corea del Sur
    27.- Eslovenia
    28.- Portugal
    29.- Chipre
    30.- República Checa

Los 10 últimos países en el 2006 son:

    168. Mozambique
    169. Burundi
    170. Etiopía
    171. Chad
    172. República Centroafricana
    173. Guinea-Bissau
    174. Burkina Faso
    175. Malí
    176. Sierra Leona
    177. Níger

De algunos países no se tienen datos suficientes como para elaborar el índice.

A la luz de este índice se han elaborado otros paralelos como:

    * Índice de Pobreza Humana (IPH, 1997, después derivado en el IPH-1 e IPH-2)
    * Índice de pobreza humana para países en desarrollo (IPH-1, elaborado a partir de 1998)
    * Índice de pobreza humana para países de la OCDE seleccionados (IPH-2, elaborado a partir de 1998)
    * Índice de desarrollo humano relativo al género (IDG, elaborado a partir de 1996)
    * Índice de libertad humana (ILH, 1991 – 1993)

Commons Wikimedia: Países clasificaos por el IDH 2006

Países clasificaos por el IDH 2006

    Verde: Alto (1 – 0,800)
    Amarillo: Medio (0,799 – 0,500)
    Rojo: Bajo (0,499 – 0,300)
    Gris: no disponible

Categorías: Geografía económica

2 comentarios para “El índice de desarrollo humano”


  • brayan fernando sanchez escobar abril 16, 2008 a las 1:10 pm

    el desarrollo humano no es igual a los demas porque yo tengo un amigo que se llama fredy eduardo de la cru que n o han desarrollado b ien

  • betzabe del rocio mayo 22, 2009 a las 3:35 pm

    esta chida esta informacion me sirvio de mucho (ven que si)