Geografía

Austria: Economía

Publicado por Santiago

Austria es uno de los países más ricos del mundo. Tiene un Índice de desarrollo humano muy alto (0,948). Se trata de una economía liberal de mercado bien desarrollada, diversificada y plenamente integrada en la Unión Europea. La agricultura apenas supone el 2% del PIB y acoge al 5,5% de los trabajadores, la industria es el 31% del PIB y el 27,5% de la mano de obra, y los servicios son el 76% del PIB y el 76% de la fuerza laboral.

Commons Wikimedia: Viena, centro internacional de negocios

La agricultura austriaca tiene dos caracteres contrapuestos, la agricultura de las llanuras de los valles, principalmente del Danubio, y la agricultura de montaña, dedicada, fundamentalmente, al aprovechamientos ganadero. Sólo un quinto del país se dedica al cultivo en las llanuras, mientras que un tercio se dedica a pastos, en las montañas. Alta Austria, Baja Austria y Burgenland son las tres provincias agrícolas por excelencia. Sus principales productos son los cereales, la patata y la remolacha azucarera. También son destacables los viñedos de la Baja Austria, que dan vinos buenos.

En general la agricultura austriaca es de pequeños agricultores, con explotaciones pequeñas que usan con ventaja todos los avances de la revolución verde.

La ganadería es un sector importante, gracias a los abundantes y ricos pastos. Austria tiene excedentes de carne de vacuno y porcino, así como de leche y sus derivados.

El 38% de la superficie del país está cubierta de bosques, que se explotan eficazmente para extraer madera y realizar muebles y papel. El valle del Mur está especializado en la producción de papel.

A pesar de las grandes posibilidades de producción hidroeléctrica, y de su máximo aprovechamiento, Austria es dependiente desde el punto de vista energético, especialmente en petróleo y carbón, del que ya no dispone reservas comerciales. Austria también dispone de recursos de hierro (Estiria y Carintia), magnesita (Salzburgo y Carintia), plomo y cinc (Carintia) y otros de menor importancia.

La industria es variada y abarca todos los sectores productivos. Destaca la siderurgia especialmente la de transformación, como la fabricación de trenes, vehículos, tractores, etc. En la industria textil destaca el centro de Sankt Pölten, y el de Lenzing, con fibras textiles artificiales. La industria química está muy diversificada, pero destacan los centros de Linz (fertilizantes), Viena y Sankt Pölten. Viena es, no obstante, el gran centro industrial del país.

El sector servicios es el de mayor importancia en Austria. Son servicios de calidad y muy diversificados.

Los transportes en Austria son numerosos, rápidos y de calidad, a pesar de lo difícil de su orografía. Su posición central entre el mundo germánico, eslavo y latino hacen del país un nudo de comunicaciones de primera línea. El Danubio es una vía de transporte muy importante desde tiempos antiguos y la razón de ser de Viena. La red fluvial navegable tiene 838 kilómetros, de los cuales 360 son navegables por vapores y motonaves.

El comercio es vital para Austria. Tiene un alto nivel del consumo interno, y sólidos vínculos comerciales con sus socios de la Unión Europea, especialmente desde su incorporación a esta. Tras la ampliación de la Unión Europea a los países del este las transacciones comerciales con estos países han aumentado mucho.

El turismo es de gran importancia, tanto estival, alrededor de sus ciudades históricas, los balnearios y la música clásica, como de invierno, alrededor de una gran infraestructura de estaciones de esquí. Se trata de un turismo de alto poder adquisitivo.

Categorías: Austria, Geografía económica, Unión Europea