Geografía

Inicio Austria, Europa, Hidrografía Austria: Hidrografía

Austria: Hidrografía

Publicado por Santiago

El principal río de Austria es el Danubio, a pesar de que sólo recorre parte del norte del país. No obstante, casi todos los ríos del país son tributarios de Danubio. Las excepciones son el río Vorarlberg, que es tributario del Rin, y pequeñas zonas del norte, que son tributarias del Elba a través del río Moldava.

Commons Wikimedia: El Danubio a su paso por Viena

El carácter de los ríos austriacos es el de ríos de montaña: rápidos, cortos, torrenciales y relativamente caudalosos. Tienen una marcada alimentación nival o pluvionival. Los fuertes desniveles que deben de salvar les hace ideales para su aprovechamiento hidroeléctrico. Muchos de ellos alojan, a lo largo de su recorrido pequeños lagos, sobre todo en su curso alto; lagos glaciares de montaña que han surgido tras la desaparición de los hielos.

El Danubio es el río más largo de la Europa occidental. Tiene 2.888 km de longitud. Nace en la Selva Negra (Alemania) y desemboca en el mar Negro.

El Danubio entra en Austria por Passau, en la frontera con Alemania. Pasa por las ciudades de Linz y Viena, y continúa hasta Bratislava, en la frontera con Eslovaquia tras recorrer 357 km en Austria. Al poco de entrar en el país recibe al Inn (Eno), que pasa por Innsbruck, cuyo afluente más importante es el Salzach, que pasa por Salzburgo. El Inn lleva, en su desembocadura, tanta agua como el propio Danubio. Otro de los afluentes importantes del Danubio es el Traun, que tiene, en su curso alto los lagos Hallstatt y Enns. Los afluentes más importantes de este río son el Steyr y el Leitha, que corre durante muchos kilómetros paralelo al Danubio. Por la derecha, y haciendo frontera con la República Checa, le llegan las aguas del Morava.

Desde la vertiente sur de los Alpes austriacos también se envían las aguas al Danubio, fundamentalmente a través de dos ríos: el Raba y el Drava, que nace en el Tirol y tiene como principal afluente al río Mura. Estos ríos entregan sus aguas al Danubio fuera de las fronteras austriacas.

El Danubio es un río internacional fácilmente navegable por barcazas fluviales. Este carácter de vía de comunicación fue vital para Austria, ya que supuso la base de su economía durante siglos.

Austria es un país rico en lagos, aunque la mayor parte de ellos son muy pequeños. Son lagos de tipo alpino y origen glaciar que aparecen a lo largo de los valles de los ríos. Austria tiene salida, en unos pocos kilómetros al lago Constanza (parte del curso del Rin), en la provincia de Vorarlberg. Los principales ríos austriacos que desembocan en este lago son el Ill y el Bregenzer Ache. El propio Rin sirve de frontera entre Austria y Suiza en la desembocadura del lago.

En el extremo opuesto del país se encuentra en lago Neusiedl, una pequeña parte de él se interna en Hungría. Se trata de un lago endorreico de escasa profundidad, menos de 2 metros, y tiene una superficie de 315 km². Se alimenta sólo de agua de lluvia, aunque está conectado mediante un canal al Danubio y al Raba.

Otros lagos austriacos, estos del tipo alpino, son el Atter, el Traun, el Hallsatt y el Grundl, al este de Salzburgo, y el Ossiach, el Wörther y el Millstatt en la depresión de Kalgenfurt (Carintia).
Commons Wikimedia: Ortoimagen de Austria, con ríos y lagos destacados

Categorías: Austria, Europa, Hidrografía