Geografía

Inicio Biogeografía, Portugal, Unión Europea Portugal: vegetación

Portugal: vegetación

Publicado por Santiago

La flora y la fauna de Portugal entra dentro del tipo mediterráneo que domina en toda la península ibérica, aunque el gradiente de pluviosidad entre el norte y el sur marca algunas diferencias. Además, tanto las islas de las Azores y Madeira como la costa del Algarve entran dentro de la región macaronésica.

Commons Wikimedia: Bosque en Portugal

En Portugal las características del bosque mediterráneo están modificadas, demás de por las diferencias climáticas, por las características del suelo. A diferencia de la mayor parte de la península ibérica el sustrato portugués es mayoritariamente silíceo (granitos, gneis, pizarras, etc.) lo que da un suelo que tiende a ser ligeramente ácido. Con estas características, la vegetación portuguesa varía entre un bosque mixto de xerófilas y planifolias en el noroeste y un bosque mediterráneo típico en el centro y sur.

En la mitad norte, especialmente en el noroeste y en las sierras más altas y lluviosas, predominan las especies de hoja caduca del género Quercus. Es una región notablemente verde. Los árboles más significativos son el roble carballo y el roble albar, pero también existen otras especies más propias de la región atlántica como el avellano y el abedul. En las zonas altas más próximas al litoral aparece como especie dominante el pino marítimo (Pinus pinaster). En el sotobosque aparecen helechos, retama y brezo, de manera preferente. Es un sotobosque típicamente mediterráneo que se extiende hasta el Algarve.

En el centro del país aparece el típico bosque mediterráneo con especies xerófilas, para soportar la aridez estival. La especie dominante es la encina, pero existen importantes bosques de roble y alcornoque, que alimenta una importantísima industria del corcho. El sotobosque es leñoso, espinoso y aromático, con especies como el lentisco y el aladierno. En el cortejo florístico aparecen especies como la sabina, el madroño, el romero, el tomillo, las jaras, etc. En las zonas más húmedas aparece el roble como especie dominante.

Es muy importante el bosque galería, en el que aparecen especies frondosas como el álamo, el chopo o el olmo, que encontramos en los márgenes de los ríos, lagos y lagunas.

Portugal es un país de ocupación muy antigua, por lo que la vegetación está muy modificada. El bosque está aclarado intensamente, hasta llegar a la formación de dehesa, que es también típica del occidente español. Además, parecen especies introducidas como el castaño, en la antigüedad y el eucalipto más modernamente, así como otras especies comerciales. El bosque se degrada, de manera natural, en garriga, dominada por la coscoja, maquia y estepa mediterránea. La importancia de estas formaciones aparecen graduadas de norte a sur, con el gradiente pluviométrico.

En la fauna aparecen preferentemente herbívoros como el ciervo, la gacela, el jabalí y carnívoros, como el lince, el gato montés y el lobo. También encontramos roedores como la ardilla, el ratón, etc., y una amplia gama de aves: cigüeñas, gorriones, jilgueros, águilas etc.

Las islas de las Azores y Madeira, así como el costa del Algarve pertenecen a la región macaronésica, no obstante, en el Algarve la vegetación dominante es la propia del sotobosque mediterráneo, que aquí se presenta en formaciones densas y de talla baja.

Tanto por pertenecer a la región macaronésica como por su carácter insular las formaciones vegetales de las Azores y Madeira presentan un acusado índice de endemismos. El carácter esencialmente húmedo de las islas, y especialmente las brumas constantes de las laderas volcánicas permiten la existencia de bosque de laurisilva relicta. Encontramos formaciones de tarajales, tamarix, brezo, faya, etc. También existen mucha especie exóticas como la criptomeria japonesa, la araucaria, las hortensias y las azaleas.

En Portugal sólo existe un Parque Nacional, el de Peneda Gerês, y ocho Parques Naturales: Montesinho, Alvao, Sierra da Estrela, Sierras de Aire y Candeeiros, Sierra de Mamede, Sintra-Cascais, Arrábida y Ria Formosa.

Categorías: Biogeografía, Portugal, Unión Europea