Geografía

Rusia: Clima

Publicado por Santiago

Debido al gran tamaño de Rusia y a que se extiende de este a oeste del gran continente euroasiático en Rusia encontramos todos los tipos de clima de las latitudes medias y altas, aunque lo más característico es el clima continental húmedo. Sólo unas pocas regiones de Rusia se encuentra por debajo de los 50º N, y más de la mitad del país se está por encima de los 60º N. En la mayor parte del país las temperaturas medias anuales se encuentran en torno a los 0 ºC. El invierno es la estación dominante, con un invierno, por lo general húmedo, fresco y corto y primaveras y otoños muy cortos.

Commons Wikimedia: Paisaje nevado en Rusia (Río Lena congelado)

Los centros de acción que encontramos son el frente polar, que trae masas de aire polar marítimo, especialmente en el oeste, el anticiclón Siberiano, presente en el centro de Siberia durante casi todo el año, y el frente ártico, que trae masas de aire ártico a la costa norte.

El clima subtropical húmedo se desarrolla en la fachada del Pacífico, en torno a Vladivostok, aunque es una variedad muy fría de este clima. Están presente masas de aire tropical marítimo de carácter monzónico, aunque predominan las masas de aire polar continental procedentes de Siberia.

El clima mediterráneo lo encontramos en las costas el mar Negro, aunque se trata de una variante más fría y seca que el clima típico del Mediterráneo. Su temperatura media es más cálida que en el resto de Rusia. Los inviernos son fríos, húmedos y largos, mientras que los veranos son frescos, secos y cortos, aunque con temperaturas absolutas cálidas.

El clima marítimo de la costa oeste lo encontramos únicamente en el enclave de Kaliningrado. Se trata de una variante más fría y seca que las medias normales en este clima, pero tiene todas las características típicas.

El clima seco de las latitudes medias se encuentra en el centro sur de Siberia, muy poco representado en Rusia desde la escisión de las repúblicas de Kazajistán, y las repúblicas asiáticas del sur de Siberia.

El clima continental húmedo es el que más desarrollo tiene, y en el que se encuentra la mayor parte de la población. Lo encontramos en la mayor parte de la Rusia europea, especialmente en la mitad sur, y en una franja por el centro de Siberia, donde va alcanzando valores más fríos y secos hacia el interior, para volver a recuperar presencia hacia el este. Se caracteriza por sus inviernos fríos, secos y largos y veranos que pueden llegar a ser cálidos, húmedos y muy cortos. Las estaciones medias son muy cortas. La oscilación térmica anual es muy grande, superando con facilidad los 30 ºC.

El clima de los bosques boreales se encuentra un poco más al norte, en la zona de la taiga, y se extiende de este a oeste en una amplia franja continua. Los inviernos son largos y muy fríos y los veranos cortos, fríos y lluviosos. La mayor parte de las precipitaciones son en forma de nieve, por lo que su manto permanece durante casi todo el año. Sólo en verano desaparece, y también se descongela la parte superficial del agua del suelo que permanece helada (permafrost).

El clima de tundra aparece en la costa norte y las islas del Ártico. Sus inviernos son largos y rigurosos, y las tormentas ciclónicas frecuentes. No hay un verano, como tal, aunque existe una estación, muy corta, más suave. Las precipitaciones son siempre en forma de nieve, y el suelo está permanentemente helado.

El clima del casquete polar aparece en las regiones más norteñas del país, en los amplios glaciares de las islas de Ártico y el casquete polar, que Rusia reivindica como propio.

Categorías: Asia, Climatología, Europa, Rusia