Geografía

Inicio Islandia, Relieve Islandia: Relieve

Islandia: Relieve

Publicado por Santiago

Islandia es un enorme volcán situado en mitad de la dorsal mesoatlántica que separa las placas tectónicas Norteamericana y Euroasiática. Está justo encima de la zona de acreción que separa las dos placas, por lo que el vulcanismo y los pequeños terremotos son continuos. Además, Islandia tiene otra singularidad, aún están activos los glaciares, ya marginales, de la última glaciación. Todo el país estuvo, hasta épocas recientes, cubierto por los hielos. De hecho su nombre en ingles (Iceland) significa «tierra de hielos». Esta combinación del calor interno de la Tierra y el agua glaciar da origen a uno de los fenómenos más característicos de Islandia, los géiseres y las aguas termales, que incluso se aprovechan como energía geotérmica para uso humano.

Commons Wikimedia: Ortoimagen de Islandia

En el inmenso volcán que es Islandia predominan las rocas basálticas de origen volcánico. Existen partes muy antiguas, las centrales, y partes muy modernas, ya que el volcán está activo y en crecimiento.

La chimenea volcánica más conocida de Islandia es el Hekla, la más grande e importantes, pero existen más de doscientas chimeneas repartidas por todo el país. Proporcionalmente Islandia tiene los volcanes más activos del mundo. Sus campos de lava son los que más porcentaje de la superficie total del país cubren. De hecho Islandia es, hoy en día, un tercio más grande de lo que era hace quinientos años. En 1963 una erupción submarina hizo surgir la isla de Surtsey, a unos 100 km al sur de Reikiavik, y en 1973 la isla de Heimaey aumentó su superficie debido a una intensa actividad volcánica, y creó un nuevo cono volcánico.

Islandia es un país montañoso, debido a su carácter volcánico, pero su interior está formado por una gran caldera volcánica en la que se distinguen pequeñas mesetas con altitudes de entre 200 y 800 metros. Sobre estas mesetas se levantan los conos volcánicos, de hasta 200 metros de altitud. El punto más alto del país es el volcán Hvnnadalshnúkur, de 2.119 metros de altitud. El volcán Laki es, en realidad una gran estructura lineal de más de 25 km de longitud con más de cien chimeneas.

Además de la estructura volcánica en Islandia se encuentran, por todas partes, huellas de la erosión glaciar y periglaciar. Esta combinación de fenómenos volcánicos y glaciares se llaman jökulhlaup. En Islandia se encuentran los mayores glaciares de Europa. Los más importantes son el Vatnajökull, el glaciar más grande, en el sudeste del país con una superficie de 8.400 km², que por sí sola es una superficie mayor que la suma de todos los glaciares de los Alpes. Tiene un espesor de más de 1.000 metros, y su estructura en escudo cuenta con varias lenguas. Existen otros cuatro grandes glaciares: el Hofsjökull, el Langjökull, el Myrdalsjökull y el Dragajökull (jökull significa glaciar en islandés). En total los glaciares ocupan sobre el 11% de la superficie del país.

Mención especial merecen las áreas geotermales, pozos de vapor, piletas de barro, precipitado de sulfuro y chimeneas de gases sulfurosos que emanan de la Tierra. Torfajökull, al este de los volcán Hekla y Grimsvötn y muy cerca del glaciar Vatnajökull, es la región donde se alcanzan las temperaturas más altas, y además alimentadas por las aguas del glaciar. Las fuentes geotermales de Blue Lagoon, muy cerca de Reikiavik, son las más famosas, y tiene gran importancia turística. Existen más de 250 estaciones geotermales, con más de 800 fuentes. Algunas de ellas tiene el típico comportamiento del géiser, palabra islandesa que da nombre internacional a este tipo de fenómenos. El gran géiser de Haukadalur es el más famoso del país. Otro géiser famoso es el de Strokkur.

Las costas islandesas son muy irregulares, especialmente en la parte norte. Se trata de fiordos, bahías, golfos y radas producto de una combinación de lenguas de lava que llegan al mar, valles glaciares inundados y la propia acción del mar que es muy efectiva en los depósitos de lava joven. La costa se resuelve, mayoritariamente en una sucesión de acantilados negros y pequeñas playas de arenas y arcilla temblonas muy poco propicias para su uso.

Categorías: Islandia, Relieve