Geografía

Inicio América, Argentina, Hidrografía Argentina: hidrografía

Argentina: hidrografía

Publicado por Santiago

Por lo enorme de su territorio y la diversidad de climas, la red hidrográfica argentina es muy variada. El nordeste tiene ríos caudalosos, largos y navegables. Al norte y el oeste encontramos ríos de escaso caudal. El sur presenta ríos de gran caudal cerca de los andes, pero más pobres a medida que atraviesan la árida Patagonia.

Commons Wikimedia: Ortoimagen del Río de la Plata

Los ríos argentinos, se dividen en dos vertientes: la atlántica (la mayor parte del país), la del Pacífico (marginal) y varias cuencas endorreicas, en las que que se distribuyen cinco cuencas hidrográficas principales: la del Plata, la central, la de la Pampa, la andina y la de la Patagonia.

Los ríos de la vertiente del Pacífico son pocos pero muy caudalosos, se circunscriben a los Andes patagónicos. Los principales son los ríos Hua Hum, Manso, Futaleufú, Mayel y Fagnano, este último en Tierra del Fuego.

En las vertientes endorreicas, se distinguen tres grupos:

El sistema del río Desaguadero, donde desembocan los ríos de los Andes centrales y las sierras de San Juan, Mendoza y el noroeste de La Rioja. Los principales ríos son: Jáchal, San Juan, Mendoza, Tunuyán, Diamante y Atuel. Son ríos muy poco caudalosos e irregulares debido a la aridez de la región.

El sistema de la gran laguna salada de Mar Chiquita, en Córdoba, que recibe las aguas de los ríos Dulce, Primero o Suquía y Segundo o Xanaes. La laguna Mar Chiquita se comunica de manera subterránea con las aguas atlánticas, a más de 900 km de distancia.

El río Quinto, que nace de la sierra de San Luis, se deshace en una serie de esteros y pantanos en el sur de Córdoba, donde las aguas se comunican, de manera subterránea, con las fuentes del río Salado (de Buenos Aires).

La cuenca del río de la Plata es la segunda en importancia de América del Sur, sólo por detrás de la del Amazonas. Abarca tierras brasileñas, bolivianas, paraguayas y uruguayas. Sus ríos principales son Paraná, Paraguay y Uruguay. El río de la Plata, propiamente dicho, está constituido por un estuario de 290 km de longitud abierto entre Argentina y Uruguay, tras la confluencia del Paraná con el Uruguay. Allí vierten, ademá, otros ríos menores, como el Salado, que recoge las aguas de Buenos Aires. El Paraná nace en Brasil, tiene una longitud de 4.500 km y es muy caudaloso. Recibe las aguas del Iguazú, pero su gran afluente es el río Paraguay de 2.000 km, que nace en el Matto Grosso brasileño y su principal afluente es el Pilcomayo. Su desembocadura en el río Paraná presenta un amplio delta, que se confunde con el que forma el río Uruguay. El río Uruguay tiene 1.600 km de longitud. Nace en la sierra del Mar, en Brasil. Todos estos ríos son navegables en buena parte de su recorrido.

El sistema central está formado por ríos de cuencas interiores que desaguan en lagunas o tierras pantanosas, o bien desaparecen de la superficie. Hay cinco ríos mayores, cuatro que tienen sus fuentes en las sierras de Córdoba y uno que la tiene en la de San Luis: Primero, Segundo, Tercero, Cuarto y Quinto, nombres que indican el orden en que fueron descubiertos.

La cuenca andina está formada por los ríos que nacen la cordillera. Salvo excepciones, estos ríos se pierden en lagos, lagunas o esteros. El más importante es el Dulce o Salí, que nace como Tala, se llama Hondo al internarse en Santiago del Estero, y muere con el nombre de Saladillo al norte de la provincia de Córdoba, en las lagunas saladas de Porongos. Le sigue en importancia el Colorado del Norte, que riega las tierras de Catamarca y La Rioja, y el Bermejo o Vichina, y desaparece en tierras de San Juan. De cierta importancia únicamente llegan al Atlántico dos: el Grande de Jujuy y el Salado del Norte.

La cuenca de la Pampa abarca unos veinte ríos de escasa importancia. El más destacado es el Salado del Sur.

La cuenca patagónica, está formada por una serie de ríos sin grandes afluentes, más o menos paralelos entre sí, que descienden desde los Andes y van a parar al Atlántico. Los más importantes son el Colorado y el Chubut.

En Argentina hay un gran número de lagos y lagunas. Existen dos ámbitos diferenciados, los lagos montañosos de los Andes y las lagunas y pantanos de las llanuras.

Los lagos más grandes de Argentina son:

    * Argentino provincia de Santa Cruz, 1.415 km²
    * Viedma provincia de Santa Cruz, 1.088 km²
    * Colhue Huapi provincia de Chubut, 803 km²
    * Nahuel Huapi provincia de río Negro-Neuquén, 550 km²
    * Cardiel provincia de Santa Cruz, 458 km²
    * Musters provincia de Chubut, 434 km²
    * Strobel provincia de Santa Cruz, 120 km²
    * Huechulaufquen provincia de Neuquén, 84 km²
    * Fontana provincia de Chubut, 79 km²
    * Traful provincia de Neuquén, 70 km²

Compartidos con Chile:

    * Buenos Aires provincia de Santa Cruz, 2.240 km², 881 km² argentinos
    * San Martín provincia de Santa Cruz, 1.013 km², 521 km² argentinos
    * Fragnano provincia de Tierra del Fuego, 593 km², 545 km² argentinos
    * Pueyrredón provincia de Santa Cruz, 271 km², 98 km² argentinos

Commons Wikimedia: Ríos de Argentina

Categorías: América, Argentina, Hidrografía

4 comentarios para “Argentina: hidrografía”