Geografía

Pradera

Publicado por Pablo Guerrero

Se llama pradera al bioma de flora con predominio de hierbas y de matorrales. El clima, en general, es templado, entre semiárido y húmedo, con una estación cálida y otra fría a lo largo del año.

Este tipo de ecosistema es hábitat de gramíneas, juncales, y otras variedades de pastizales. En las praderas de las zonas templadas se pueden hallar cantidades superiores a las 50 especies de plantas vasculares, mientras que en las praderas tropicales se hallan más de 200 especies, aunque, en rigor, solamente dos o tres especies constituyen el 60% de la biomasa de la zona. Herbívoros y aves habitan estas zonas junto con una importante diversidad de flora, preferentemente en las latitudes donde se pueden diferenciar las cuatro estaciones anuales. En estas zonas, la precipitación anual supera los 600 milímetros y los suelos son ricos en materia orgánica. Los suelos solían estar cubiertos por gramíneas donde hoy predominan los cultivos de cereales y de oleaginosas.

Las praderas templadas se encuentran en: las prairies de América del Norte, en los Grandes Llanos; la pampa, en la Argentina; la sabana, en África del Sur; las estepas, en Eurasia Central y alrededor de los desiertos de Australia.

Las praderas aparecen en el centro de los continentes, donde la cantidad de lluvia es intermedia entre la que cae en el desierto y en las selvas, y donde el verano y el invierno se presentan en forma distintiva. Aquí, las arboledas son escasas, como consecuencia de los incendios, del pastoreo de venados, caballos y bisontes y de las bajas precipitaciones. La mayoría de las praderas han sido alteradas debido al desarrollo agricultor, especialmente de cereales como el trigo y el maíz.

Suelos:

Los suelos naturales de estas zonas son los chernozems, un tipo de suelo alcalino como resultado del movimiento del agua hacia la superficie, que arrastra calcio que, al precipitar, se transforma en carbonato de calcio. Los chernozems tienen superficies superiores de humus negro debido a la descomposición constante de las gramíneas. Los pastizales de gramíneas de mayor altura generan suelos amarronados, ricos en sus estructuras de láminas.

Ecosistema:

En esta variedad de ecosistema, las gramíneas, pastizales o céspedes conforman la flora predominante. En las regiones templadas pueden coexistir más de 50 variedades de plantas vasculares, mientras que en las praderas tropicales supera las 200 especies. Solamente dos o tres especies de gramíneas son las que se destacan en el 60% de la biomasa del territorio. Además de la variedad de flora, este ecosistema está habitado por una gran cantidad de aves y de herbívoros.

Fauna:

De las praderas de América del Sur provienen los roedores, vizcachas, cuises, maras, armadillos, comadrejas, lagartijas y zorros. Entre las aves, se destacan los ñandúes, liebres, perdices americanas, patos, martinetas, chajaes, caranchos, chimangos y teros. De las arboledas, se distinguen los horneros, cardenales, calandrias, tijeretas, benteveos, picaflores y churrinches. En los pajonales habitan los chingolos, pechos colorados y cachirlas.

En América del Norte, el bisonte, el tejón americano, el coyote y la mofeta rayada son característicos, aunque hoy el bisonte solo sobrevive en reservas.

Categorías: Geografía general