Geografía

Geoide

Publicado por Pablo Guerrero

Johann Benedict Listing (1808 – 1882), matemático alemán, fue responsable de incorporar en uno de sus artículos por primera vez el término “topología”. Introdujo también en el año 1873 el término Geoide que simboliza la descripción “forma de la tierra”. Un Geoide es un objeto o masa con forma de esfera, que posee tres dimensiones, es idealmente tangible y que establece una zona equipotencial aparente como resultado de considerar el área de los océanos en reposo o descanso y extendida bajo el territorio y que vendría a ser la zona de balance del volumen oceánico. Volumen que se encuentra bajo los efectos de la gravedad y de fuerzas centrifugas que son el resultado del movimiento de la tierra sobre sus ejes y en torno al sol. De ésta manera el sentido de la gravedad es recto en cualquier lugar.

El geoide considera las irregularidades gravimétricas que se producen debido al movimiento y distribución de los terrenos continentales y a la consistencia de los elementos que componen el planeta tierra. También tiene en cuenta el aplastamiento de los polos, por lo que se trata de una extensión desigual que presenta abultamientos y desniveles.

En otros términos se puede afirmar que el geoide va a ser el sitio geométrico de los puntos que hallan en balance bajo la actividad de los siguientes hechos o fuerzas:

Fuerzas de acción gravitatorias entre todos los demás puntos en relación con el suelo.
Fuerzas de atracción gravitaciones entre todos los demás cuerpos celestes del sistema solar.
Fuerza centrifuga causada por el desplazamiento de rotación del mundo.

A través del análisis de estos hechos o fuerzas y los resultados que las mismas ejercen resulta verosímil elaborar el concepto de geoide dentro de rangos geométricos.

Resulta indispensable reconocer el significado de nivel medio del mar en oposición con el nivel instantáneo para definir de manera precisa al geoide. Esto se debe a que el área verdadera de los océanos no se acomoda de manera precisa al geoide como causa de las mareas y corrientes.

Por ende es admisible determinar al geoide como el área o terreno equipotencial que se relaciona con el nivel medio del mar, la disparidad del orden de los volúmenes continentales de la misma forma que la consistencia inestable de los elementos que forman el planeta tierra provocan que el geoide no posea un suelo uniforme sino que manifieste relieves y desniveles, alejándose del terreno ordinario promedio en declives que llegan hasta los ±`100 m

Es necesario, para constituir el principio de un geoide como un área de alusión para las elevaciones, asentar los niveles de agua del océano en zonas ribereñas mediante el uso de dispositivos especializados para medir mareas (llamados mareógrafos) y luego promediar los resultados para momentos extensos, preferiblemente 19 años. Los resultados de estas mediciones manifiestan un parecido al geoide (hasta 1999).
A través de los años las diferentes disciplinas han ayudado a conocer las formas de la tierra mediante las nuevas tecnologías y ha permitido que diferentes científicos de diversos países trabajen sobre las formas geoidal.

Categorías: Geografía general