Geografía

Inicio Geografía general Geoetiquetado

Geoetiquetado

Publicado por Pablo Guerrero

El geoetiquetado es un método de almacenaje de datos complementario que se adjudica a cada imagen y puede proveer información como donde fue tomada, en que horario e inclusive que dispositivo se utilizó para tomar la fotografía. Todos estos datos son ubicables dentro de la base de metadatos que se exhiben en formato EXIF. Para leerlos existe un grupo variado de programas y herramientas que permiten decodificarlos y representarlos gráficamente para el uso deseado.

¿Qué es el geoetiquetado?

Ateniéndose al sentido literal es posible afirmar que el geoetiquetado es el proceso mediante el cual se añaden etiquetas (también llamadas tags en inglés) con información complementaria a los archivos de imágenes. Uno de esos datos añadidos comúnmente son las coordenadas GPS del lugar en el que se creó la imagen. Es, gracias a toda esta información, que resulta posible administrar y clasificar las imágenes por su hora y fecha e inclusive utilizarlas para subir a Internet y complementar mapas online sin generar ningún tipo de problema. Otro gran beneficio es que al pasar los años aquellos especializados en este tipo de archivos podrán saber donde se tomaron las fotografías sin siquiera haber estado presentes.

¿Cómo funciona el geoetiquetado?

Existen dos formas de llevar a cabo el geoetiquetado, una de ellas es mediante la utilización de equipos fotográficos que posean un módulo de GPS adapto a ellos y otra consiste en la utilización de un sistema de registros GPS externo. El registrador externo se encarga de contabilizar todos los datos GPS disponibles durante la obtención de las fotografías en su propia memoria integrada y una vez terminada la sesión de toma de imágenes es posible unir los datos GPS a las imágenes utilizando programas de computadora especializados para PC. Comúnmente estos programas de vinculación vienen incluidos con la compra del equipo registrador de datos GPS aunque algunos fotógrafos prefieren utilizar software de licencia libre.

Los datos almacenados se traducen en coordenadas y horarios, lo que hace sumamente necesario que la hora que refleje la cámara digital esté sincronizada con el recolector de datos GPS con el fin de que funcionen juntos a la perfección. Los programas de vinculación de datos utilizados en estos casos están preparados para arreglar pequeñas desincronizaciones naturales que se pueden dar por errores humanos. Un dato clave: Las coordenadas que se almacenan son las del fotógrafo al momento de tomar la imagen, no del objeto a retratar.

¿Qué servicios online ofrece?

Uno de sus principales usos y ventajas es la posibilidad de subir las imágenes a Internet de manera rápida y sencilla mediante servicios altamente conocidos como Google Earth, Flickr y Picasa, que brindan la posibilidad de sumar datos georeferenciales a las imágenes con el fin de que luzcan más completas. Subir las imágenes a la Web permite obtener un panorama más detallado del portfolio de un fotógrafo incluso años después de que las primeras imágenes fueran tomadas.

Categorías: Geografía general