Geografía

Exploración urbana

Publicado por Pablo Guerrero

¿Conoces sobre la exploración urbana? Quizás uno asocie por las palabras que la componen de qué trata pero, pocos conocen el verdadero fin que los impulsa a existir, esto es porque tratan de que la actividad se difunda y evitan a la prensa constantemente.

La exploración urbana ya tiene varios años de actividad desde su fundación en la década del 60 bajo otro nombre de un grupo llamado “Suicide Club de San Francisco”, en Estados Unidos. Este club organizaba excursiones subterráneas muy cerca del suicidio.

A medida que los años fueron pasando y con la instalación de internet esta tendencia y los grupos de exploradores urbanos fueron creciendo. Hoy tienen una gran presencia en los buscadores de la red arrojando resultados de la búsqueda que invitan a formar parte de cualquier grupo de exploradores urbanos.

La Urban Exploratión Ring fue creada en 1998, este es el lugar en web dónde los exploradores urbanos se mantienen informados y conectados. Suelen comentar sus experiencias, recomendarse excursiones y se pasan páginas cómo Planetinx e Infiltratión. La primera, además, publica una revista on-line que permite a los seguidores de la actividad que estén al tanto de los lugares más prohibidos para visitar y una especie de estatuto para “luchar contra los enemigos y a favor de la libertad”. Por ejemplo en su lista de enemigos, variada y poco clara, se encuentran Microsoft y el Partido Comunista.

Además se creó un sitio especial llamado Zone Tour, dónde los exploradores suben los videos de sus expediciones.

Los activistas de las ciudades y sus lugares más peligrosos se escapan de la prensa para no ser agarrados como delincuentes ya que la actividad tiene la idea de infiltrarse en lugares ilegales. Y como en todos los ambientes están los que cuentan con un perfil más bajo y los que aprovechan y sacan provecho de la situación. Incluso hay artistas que comparten este hobby como Julia Solís que realiza fiestas en los túneles del metro, en ellas los invitados beben un aperitivo a la luz del día y con el ruido del metro de fondo. Además Solís tiene una agencia de viajes por el web llamado Dark Passage, en el que se encuentran excursiones divididas en tres niveles de peligrosidad, que van desde la más segura que es patinar sobre hielo abandonado y, sin dudas la favorita de Julia, pasear por los túneles del metro con intenciones de que no te pise ningún vagón.

Una de las particularidades, o no, es que los grupos de exploradores básicamente se inician en la Universidad en Estados Unidos. Y muchos jóvenes ven atractiva la iniciativa por su poca adhesión y anonimato y por eso no existe una sola universidad que no cuente con un grupo de exploradores urbanos. “Es como el punk rock” dijo un estudiante anónimo de la Universidad de Virginia.

Es una actividad en la cual se conocen bien las reglas y se conoce el grado de peligrosidad e ilegalidad que representa su práctica. Entre los diez mandamientos del explorador se encuentran tres que son base: No tocarás ni te llevarás lo que no pertenece de los lugares explorados, no arriesgaras tu vida y cuidarás de tus compañeros.

La mayoría de estos exploradores se encuentran en Estados Unidos y Australia y en Europa, Francia es la que cuenta con mayores adeptos, debe ser por las catacumbas con las que cuenta Paris, ideales para ser exploradas.

Se conoce que el lugar más soñado para conocer es un sitio nuclear. Y también se conoce casos de exploradores que han caído presos, por ser descubiertos en una travesía, pero siempre permanecen en el anonimato.

Categorías: Geografía general, Geografía urbana