Geografía

Inicio Geografía económica Transportes especiales

Transportes especiales

Publicado por Santiago

Además de los tradicionales existen otros medios de transporte, dedicados fundamentalmente a las mercancías e información específicos para cada tipo. Los más importantes son las tuberías, el cable, las ondas y las cintas transportadoras.

Las cintas transportadoras trasladan materiales heterogéneos a distancias cortas y generalmente dentro de un mismo espacio. No forman redes. Existen cintas transportadoras en muchos lugares, desde centros comerciales para hacer llegar la mercancía al punto de venta, a las industrias, en donde llevan los objetos a lugar de montaje, pasando por las cintas en las que se trata el equipaje en aeropuertos y estaciones y hasta las simples escaleras mecánicas, que ayudan a subir o bajar de un piso a otro a las personas.

Commons Wikimedia: Cables de teléfono

Las tuberías son un medio de transporte más específico, ya que sólo circula por ellas una determinada mercancía. Las más importantes son las de agua, petróleo (llamadas oleoductos) y las de gas (llamadas gasoductos). Dentro de la tubería la mercancía circula en una sola dirección; por lo que una posible circulación de retorno necesita de otra tubería.

Las tuberías parten de un centro de almacenaje, donde se encuentra el agua, el gas o el petróleo que se ha de transportar. Comienzan con secciones anchas y se van estrechando a medida que se va distribuyendo la mercancía por distintas partes. En general la mercancía se mueve dentro de la tubería por gravedad y presión, pero en ocasiones es necesario elevarla unos metros para que estas sigan actuando. En esos puntos se disponen de mecanismos de impulso como bombas y motores.

La canalización de agua es la más común. Tiene dos partes fundamentales, una comienza en los embalses y acuíferos donde se almacena el agua y llega hasta los depósitos urbanos en donde se trata para hacerla potable. La otra parte de estos depósitos y llega a todas las casas para el servicio doméstico. La agricultura tiene sus propias canalizaciones de regadío. En general estas no son tuberías, sino canales abiertos.

Los oleoductos están encargados de llevar el petróleo crudo desde los campos de extracción hasta las refinerías, o bien hasta un puerto donde se embarca en grandes petroleros, estos lo llevan a otro puerto donde lo desembarcan y a través de otro oleoducto llega a la refinería. Desde la refinería el producto resultante se transporta en camiones especializados hasta el punto de venta (gasolineras); por consiguiente esta red no precisa de pequeñas tuberías que lleguen a todas las casas.

Los gasoductos están encargados de transportar el gas natural desde los campos de extracción hasta los hogares de los consumidores. Necesita, pues, de una red jerarquizada que vaya distribuyendo el gas por las distintas zonas. Se trata de una red muy compleja y especializada, puesto que, a diferencia de otras redes de tuberías las fugas son muy peligrosas, ya que se corre peligro de explosión. El gas circula por las tuberías en forma gaseosa. Sólo en casos excepcionales se licúa para su transporte en barcos. Eso necesita de un punto de licuación y otro de gasificación en los lugares de embarque y desembarque respectivamente.

El cable es una medio de transporte muy especializado. Realmente sólo hay tres tipos importantes, el cableado eléctrico, el telefónico y la fibra óptica. El cableado eléctrico transporta electricidad desde las centrales hasta las casas e industrias donde se consume. Es una red jerarquizada, ya que existen cables de alta tensión, media y baja, y una red de transformadores para hacerla apta para el consumo. El cable telefónico se encarga de transmitir voz y datos desde lugares fijos, entre dos puntos y a petición de los usuarios. Es una red continua desde el terminal hasta la centralita local. Allí se combina con ondas para viajar entre poblaciones. Han desaparecido de nuestro paisaje los cables telefónicos entre ciudades. La red de fibra óptica se usa para la transmisión de alta velocidad de datos y televisión. Tiene características similares a la telefónica, pero está mucho menos difundida.

La red de ondas transmite datos (Internet), televisión y radio. Necesita de una red de antenas distribuidas por todo el espacio de tal manera que se cubra por completo. Así, es posible, con un aparato descodificador (ordenador, televisor, radio) acceder a la red. Existen diferentes tamaños de antenas que tienen sensibilidades diferentes y son capaces de repetir la señal de un lugar a otro para que viaje la información. Las ondas más sofisticadas viajan por el espacio a través de una red de satélites. La señal de las ondas de satélite es muy débil por lo que para su captación es necesaria una antena parabólica que concentre la señal en un punto con fuerza suficiente.

Los transportes especiales se usan para mercancías muy concretas, y normalmente, requieren de la construcción de una red diferente para cada mercancía.

Categorías: Geografía económica