Geografía

Suiza: Economía

Publicado por Santiago

Suiza es uno de los países más ricos del mundo. Su índice de desarrollo humano (0,955) lo sitúa entre las 10 primeras potencias. Es sede de grandes multinacionales, una industria especializada muy prestigiosa y un sistema financiero que ha sido referencia mundial durante muchas décadas.

Commons Wikimedia: Vista de Zúrich

Su agricultura aporta, tan solo, el 1,5% del PIB y acoge al 4% de la población activa, aunque en buena medida como segunda actividad, en agricultura a tiempo parcial. La industria aporta el 34% del PIB y acoge al 23% de la fuerza de trabajo, y los servicios aportan el 64,5% y acogen al 73% de los trabajadores.

La agricultura aporta muy poco a la economía suiza. Apenas se mantiene a sí misma, y necesita de subvenciones. La agricultura dirigida al mercado no cubre las necesidades del país. Está en auge la agricultura ecológica, sobre la que hay controles muy estrictos. A pesar de que Suiza es sede de multinacionales agroalimentarias,como Syngenta, Novartis y Nestlé, apenas se consumen en el país producto modificados genéticamente. A la agricultura tan sólo es el 10% del territorio, concentrada en la meseta suiza, el 25% a la silvicultura, y el 39% a pastos para la ganadería.

Su ganadería es de gran calidad. La vaca suiza ha sido una de las mejores razas de vacas de leche, y ha sido exportada a toda Europa. Pero más productiva que la ganadería en sí misma son sus productos derivados: quesos, mantequilla, yogures y su mezcla con chocolate, origen de la mayor multinacional agroalimentaria del mundo (Nestlé). Esta apuesta por la agroindustria es uno de los grandes valores de la agricultura suiza.

La actividad minera es prácticamente inexistente, a pesar de la gran actividad de su industria, y a pesar de disponer de grandes recursos hídricos, la electricidad suiza depende de varias centrales nucleares.

La industria ha sido más importante en el pasado de lo que lo es en la actualidad, debido a procesos de deslocalización. No obstante, sigue siendo una industria poderosa y de calidad. Destacan los sectores de la relojería, en los cantones de habla francófona, electrónica, electrodomésticos mecánica, farmacéutica y química. Multinacionales como Novartis, Hoffmann-La Roche y Rolex, son marcas conocidas en todo el mundo. Otras grandes multinacionales son Glencore, ABB, Adecco, Swatch Group, etc.

La industria está bien diseminada por todo el país, aunque los principales centros se encuentran en torno a Zúrich, Ginebra y Basilea, pero destacan lugares como Winterthur, Aarau, Olten, etc. La industria es muy poderosa, y su producción excede las necesidades de la población suiza. Sus productos se exportan a todo el mundo, aunque sus principales clientes son los miembros de la Unión Europea.

Los servicios han sido el sector por excelencia de la economía suiza, especialmente los servicios financieros, que fueron la bandera de la economía suiza durante décadas, gracias al secreto bancario, hoy en día menos estricto, y grandes compañías de seguros internacionales. Algunas de las multinacionales financieras más conocidas son UBS AG, Servicios Financieros Zúrich, Credit Suisse Group y Swiss Re.

Suiza, y especialmente Ginebra, es sede de numerosos organismo internacionales, y anfitrión de grandes reuniones. Sin haber sido miembro de pleno derecho de la ONU hasta el 2002 en Ginebra se encuentra la sede europea de la ONU, y las sedes de la Cruz Roja Internacional y la Organización Internacional del Trabajo, el Comité Internacional Olímpico, además de muchas otras. Esto es fuente de muchos ingresos para Suiza.

El turismo es uno de los motores de Suiza, especialmente en verano, en sus muy cuidadas ciudades, y en invierno para los deportes de nieve, además del turismo de congresos.

Es de destacar el sector científico y universitario, de gran calidad y prestigio. Es sede del CREN, uno de los mayores centros de investigación del mundo.

Categorías: Europa, Geografía económica, Suiza