Geografía

Malta: Geografía física y humana

Publicado por Santiago

Tabla de contenidos de la Geografía de Malta

  1. Geografía de Malta. Generalidades
  2. Malta: Geografía física y humana

Malta es un archipiélago situado en el centro del Mediterráneo, formado por islas calizas, estructuradas de forma tabular, con terrazas, campos y pequeñas colinas. El punto más alto, con 253 m de altitud, es el monte Nadur (Ta’Dmejrek), en la isla de Malta. Sus islas levantan en el borde norte de la placa africana.

Commons Wikimedia: Paisaje de Malta

La costa es muy recortada, con numerosas calas, bahías, cabos y acantilados. También hay numerosas pequeñas playas de arenas finas y blancas.

En Malta no hay auténticos ríos, aunque sí que hay ríos temporales y ramblas que están secos la mayor parte del año. En la época de lluvias, primavera y otoño, las ramblas llevan agua, y pueden canalizar caudales abundantes. Existen, por el contrario, numerosos acuíferos, de donde se obtiene parte del agua dulce. No obstante, estos acuíferos son insuficientes, por lo que la mayor parte del agua que se consume en la isla es desalada.

El clima de Malta es típicamente mediterráneo, con muy pocas variaciones locales. Las temperaturas medias del mes más frío rondan los 14 ºC, y las del mes más cálido los 25 ºC. La primavera y el otoño son estaciones muy cortas. A pesar de ser islas, y estar rodeadas de mar, las precipitaciones son escasas, por debajo de los 600 mm. Los centros de acción que afectan a Malta son el frente polar y el anticiclón de las Azores, pero en verano es frecuente que las islas queden bajo las bajas presiones térmicas del Sáhara, y que lleguen calimas y polvo procedente del desierto.

La vegetación típica es la maquia mediterránea, una degradación natural del bosque mediterráneo, debido a la escasez de lluvias y las altas temperaturas.

Malta tiene una población de unos 400.000 h, lo que da una densidad demográfica de 1.265 h/km², una de las más altas de Europa, debido a su carácter insular. Se trata de una población moderna. El 16% de la población tiene menos de 15 años, el 69,5% entre 15 y 65 años y el 14,5% más de 65 años. El crecimiento de la población es muy bajo, sobre el 0,4% anual. La tasa de natalidad es baja, sobre el 10‰, lo que da una tasa de fertilidad de 1,5 hijos por mujer. La tasa de mortalidad es muy baja, sobre el 8‰, y mucho más baja la mortalidad infantil, sobre el 3,75‰. La esperanza de vida al nacimiento se sitúa en torno a los 79 años.

La mayor parte de la población es urbana. Sólo tres islas están habitadas de forma permanente: Malta, Gozo y Comino. Las principales ciudades de Malta son:

    Birkirkara, 20.737 h conurbación de La Valeta
    Mosta, 19.152 h
    San Pablo il-Bahar, 16.507 h 
    Qormi, 15.743 h conurbación de La Valeta
    Zabbar, 14.519 h conurbación de La Valeta
    San Juan, 12.741 h conurbación de La Valeta
    Naxxar, 12.704 h 
    Sliema, 12.595 h conurbación de La Valeta
    Marsascala, 11.335 h conurbación de La Valeta
    Zebbug, 11.335 h 
    Fgura, 11.196 h conurbación de La Valeta
    Zejtun, 11.129 h conurbación de La Valeta
    Rabat, 10.684 h
    Attard, 10.523 h
    Zurrieq, 10.002 h conurbación de La Valeta

La conurbación de La Valeta suma un total de 254.883 habitantes.

Malta tiene un índice de desarrollo humano alto (0,878). Su economía es esencialmente de servicios, aunque tiene un interesante sector industrial. La agricultura supone el 1,5% del PIB y acoge al 2% de los trabajadores, la industrial aporta el 18% del PIB y el 30% de la fuerza laboral, y los servicios el 8,5% del PIB y el 68% de la mano de obra.

Malta es deficitaria en los alimentos que consume. Su agricultura no es capaz de alimentar a su población, por lo que tiene que importarlos. La energía eléctrica se obtiene por medio de centrales térmicas, por lo que es dependiente del petróleo. Sin embargo sí que tiene una industria con capacidad de exportación: maquinaria ligera, tabaco, cerveza, marroquinería, textil, cementos. También tiene una interesante industria naval.

La red de carreteras es densa y de buena calidad, para las necesidades de las islas.

El gran sector económico de Malta es el turismo, de sol y playa, y también un turismo cultural.

Categorías: Climatología, Geografía de la población, Geografía económica, Hidrografía, Malta, Relieve, Unión Europea