Geografía

Finlandia: Economía

Publicado por Santiago

Finlandia tiene una economía, muy desarrollada. Tiene un índice de desarrollo humano muy alto (0,952). Su economía se basa en una potente industria que explota, básicamente, sus enormes recursos forestales, y la industria tecnológica. Es uno de los países en los que más está desarrollado el Estado del bienestar, siguiendo el modelo de los demás países escandinavos. Su industria es tan potente que excede las necesidades de los fineses, por lo que depende de la exportación. Los principales clientes de Finlandia son el resto de los países de la Unión Europea, Rusia y EE UU. Su relación comercial con Rusia fue muy importante cuando esta era la Unión Soviética, y se resintió mucho cuando desapareció, pero hoy en día las relaciones se han recuperado.

Commons Wikimedia: Vista de Helsinki (Finlandia)

En Finlandia el 3,1% del PIB lo aporta la agricultura, especialmente la silvicultura, que acoge al 4,4% de la mano de obra, la industria supone el 32,6% del PIB y el 24,6% de la fuerza de trabajo, y los servicios son el 64,3% del PIB y el 71% de los trabajadores.

La agricultura se caracteriza por su carácter de agricultura mixta. El granjero finés ocupa su producción entre las actividades agrícolas, ganaderas y forestales. La mayor parte de los ingresos provienen de la ganadería, seguida de la agricultura y la foresta, aunque es la parte forestal la que más espacio ocupa en la explotación, unas 35 hectáreas de media. Las actividades agrícolas y ganaderas son típicas del verano, mientras que las forestales se hacen, fundamentalmente, en invierno. Las regiones más agrícolas son las del sur, aunque los bosques se extienden por todo el país. Dos terceras partes de la superficie está cubierta de bosques. Toda la actividad agrícola, ganadera y forestal está muy mecanizada, y se aprovechan con ventaja de los avances de la revolución verde. La pesca se reduce al entorno del Báltico.

Finlandia es deficiente en recursos energéticos. Su única fuente de energía autóctona es la hidroeléctrica, y ello gracias a la enorme red de lagos, ríos y canales. Tiene unos recursos mineros modestos pero variados: cobre, níquel, cinc, cromo, cobalto, hierro, etc.

A pesar de la escasez de hierro y carbón Finlandia dispone de una importante industria siderúrgica, que atiende las necesidades de la demanda local y le sobra para exportar. Son siderurgias de talla modesta diseminadas por toda la costa sur. También hay una importante industria química, que elabora químicos complejos de gran calidad y dispone de un sector de refinado de petróleo, básico para el país. Pero el gran recurso de la industria finesa es el bosque. La industria forestal: fabricación de muebles, papel, etc. es muy importante, y exporta a toda Europa.

Los servicios son el gran sector económicos de Finlandia, como corresponde a un país desarrollado. Las vías de comunicación son buenas y dan servicio a toda la población, pero no es muy densa ni abarca todo el país, ya que casi toda la población se acumula en el sur. Los puertos fineses se congelan en invierno por lo que precisan de barcos rompehielos para su actividad. Los ríos, lagos y canales del interior comunican buena parte de las poblaciones, con barcazas en verano y con trineos cuando están helados. Existe unos 40 aeropuertos civiles nacionales que dan servicio a las regiones más remotas.

El turismo no es sector muy importante, pero es de calidad. Los turistas buscan en Finlandia la naturaleza, la caza, la pesca en ríos y lagos y los deporte de nieve, tanto en invierno como en verano.

Categorías: Finlandia, Geografía económica, Unión Europea