Geografía

Estonia: Población y economía

Publicado por Santiago

Estonia tiene una población de unos 1.310.000 habitantes, lo que da una densidad demográfica de unos 29 h/km². Estonia ha estado entre 1920 y 1991 bajo dominio soviético, y sus ciclos demográficos se corresponden con ellos. Durante este período entró en el ciclo moderno de población, terminó la transición demográfica, pero sin llegar a los bajos niveles de crecimiento de los países occidentales. Esos niveles bajos aparecieron con la independencia, y actualmente está en valores negativos. Estonia tiene un crecimiento demográfico de -0.6% anual, que es una combinación de las bajas tasas de natalidad y un saldo migratorio negativo (-3,3‰). La tasa de natalidad es muy baja, sobre el 10‰, lo que da una tasa de fertilidad de unos 1,5 hijos por mujer. La tasa de mortalidad es moderada, sobre el 13‰, pero baja mucho la tasa de mortalidad infantil (7,5‰). La esperanza de vida al nacimiento está en torno a los 73 años.

Commons Wikimedia: Vista de Tallin

La estructura por edades de Estonia está claramente envejecida. Tan sólo el 15% de la población tiene menos de 15 años, el 67% tienen entre 15 y 65 años y el 18% más de 65 años.

La mayoría de la población estoniana es estonia, pero durante el dominio soviético se asentaron en el país personas procedentes de toda la Unión Soviética. Durante el período soviético Estonia sufrió una serie de emigraciones e inmigraciones forzosas promovidas por las autoridades con el fin de cambiar la composición étnica del país. Además de las ejecuciones masivas que se llevaron a cabo durante el estalinismo, y que llegaron a afectar a un porcentaje significativo de la población. Con estas prácticas la población autóctona bajó de 96% al 61%.

La principal minoría es la rusa, seguida de los ucranianos, bielorrusos, etc. Tras la independencia en 1991, y la emigración masiva de población no estoniana, cerca del 10% de la población quedaron como apátridas. Además las minorías procedentes de la antigua Unión Soviética se encontraron con problemas legales para ejercer sus derechos de ciudadanía. Año a año se va produciendo un proceso de naturalización, y especialmente tras el ingreso en la Unión Europea, que reduce este problema. Este proceso, con mayor o menor intensidad sucedió en los tres países del báltico. En Estonia, sobre todo tras la independencia, se ha asentado una pequeña población de origen finés.

El idioma oficial es el estonio, pero el ruso es conocido por la mayoría. La población se encuentra uniformemente repartida por todo el país, con densidades algo menores en las islas. Existen multitud de pequeñas poblaciones repartidas por todo el territorio. Las principales ciudades estonias son:
* Tallin, 394.898 h, provincia de Harju
* Tartu, 102.192 h, provincia de Tartu
* Narva, 66.338 h, provincia de Ida-Viru
* Kohtla-Jaerve, 44.993 h, provincia de Ida-Viru
* Paernu, 43.678 h, provincia de Paernu

La economía estoniana tiene un notable grado de industrialización, aunque la mayoría de la industria, heredada del período soviético, está obsoleta y necesita de una profunda reconversión, que se está logrando gracias a las ayudas procedentes de la Unión Europea. Tras la independencia se pasó de una economía socialista, totalmente intervenida, a una economía de libre mercado que atrajo importantes inversiones extranjeras, especialmente de Finlandia, que aprovecharon una mano de obra barata y altamente cualificada. La mayor parte de la producción industrial estonia es exporta a la Unión Europea y Rusia.

La agricultura tiene un peso social importante, ya que acoge al 11% de la población activa, pero económica muy baja, puesto que supone el 3% de PIB. La industria supone el 28% del PIB y acoge al 20% de los trabajadores y los servicios son el 69% del PIB y el 68% de la fuerza laboral.

Estonia está cambiando su estructura industrial, y pasa de ser la proveedora de bienes de consumo ligero para la Unión Soviética a hacer una apuesta importante por las tecnologías de la información para Europa. Sus principales regiones industriales son Tallin, Tartu y Paernu.

Las comunicaciones dentro del país son buenas y muy tupidas. El turismo es un sector a explotar. El origen de la mayoría de sus turistas es Finlandia, junto con los demás países ribereños del Báltico.

Categorías: Estonia, Geografía de la población, Geografía económica, Unión Europea