Geografía

Eslovaquia: Geografía humana

Publicado por Santiago

Tabla de contenidos de la Geografía de Eslovaquia

  1. Geografía de Eslovaquia: Generalidades
  2. Eslovaquia: Geografía física
  3. Eslovaquia: Geografía humana

Eslovaquia tiene unos 5.500.000 de habitantes, lo que da una densidad demográfica de unos 112 h/km². Se trata de una población moderna que terminó la transición demográfica durante el período comunista. Es una población moderadamente envejecida, el 16% de la población tiene menos de 15 años, el 72% entre 15 y 65 y un 12% más de 65 años. Tiene un crecimiento muy bajo, menos del 0,15% anual, y tiene un saldo migratorio positivo del 0,3‰. La tasa de natalidad es muy baja, sobre el 11‰, lo que significa una tasa de fertilidad de 1,3 hijos por mujer. La tasa de mortalidad es muy baja, sobre el 9,5‰, y más baja la tasa de mortalidad infantil, sobre el 7‰, como corresponde a un país en el que la sanidad de calidad alcanza a toda la población. La esperanza de vida al nacimiento es de unos 75 años.

Commons Wikimedia: Vista de Bratislava

La mayoría de los eslovacos son eslavos, aunque hay una importante minoría húngara, concentrada en el sur, checa, e inmigrantes de los países vecinos.

Eslovaquia es más rural que su vecina la República Checa. Sólo tiene dos centros de más de 100.000 habitantes. Las principales ciudades eslovacas son:

    * Bratislava, 423.415 h
    * Kosice, 234.125 h
    * Presov, 91.169 h
    * Zilina, 85.488 h
    * Nitra, 83.983 h
    * Banská Bystrica, 80.291 h
    * Trnava, 68.024 h
    * Martin, 58.867 h
    * Trencín, 56.221 h
    * Poprad, 54.756 h
    * Prievidza, 50.548 h

Bratislava es la gran referencia urbana del país. Se sitúa sobre la margen izquierda del Danubio, del que es unos de los principales puertos comerciales del río, ya que se encuentra muy cerca de las fronteras con Austria, con Hungría y con la República Checa. La zona más poblada del país es el entorno del Danubio y sus llanuras, y mucho menos pobladas están las montañas.

La economía eslovaca ha tenido un crecimiento impresionante, especialmente desde su incorporación a la Unión Europea, hasta el punto de que es el primer país de la región que se ha incorporado al euro (1 de enero del 2009). Su esfuerzo de reconversión económica desde un sistema comunista a otro de libre mercado estable y funcional ha sido muy grande.

La agricultura aporta el 2,5% al PIB, y acoge al 4,7% de la población activa; la industria supone el 33,5% del PIB y el 38,8% de los trabajadores, y los servicios son el 64% del PIB y el 56,5 de la fuerza laboral.

La agricultura eslovaca se centra en los cereales: trigo, cebada, avena, maíz, etc., que ocupan la mayor parte de la superficie cultivada. También son importantes los cultivos industriales como el lúpulo, el tabaco, la remolacha azucarera, y además la patata y las frutas y hortalizas. La cerveza es uno de sus principales productos agroalimentarios. Se concentran en las llanuras del sur del país.

En las montañas dominan los pastizales y la ganadería de calidad. Las más importantes son las cabañas bovinas y ovinas. Además se explotan los bosques, de los que se extrae madera para muebles y papel.

Eslovaquia tiene un importante sector minero de carbón alrededor de Kosice, y además de los yacimientos de hierro, cobre y mercurio, en el entrono de Gelnica. Además abundan la fábricas de cemento.

La industria siderometalúrgica se concentra en torno a Kosice, Tisovec, Ziar y Podbrezová.

Los transportes están en pleno proceso de modernización, especialmente por carretera, para dar servicio a todo el país, pero el eje de Danubio, donde se concentra la mayor parte de la población, ya dispone de buenas vías, tanto por carretera como fluviales. El país está conectado con el mar del Norte a través del canal Danubio-Main. En el Danubio existen dos grandes puertos: Bratislava y Komarno.

El comercio exterior es muy activo. Los grandes bancos están capitalizados por la banca extranjera, y en el país se han asentado numerosas multinacionales, especialmente del motor, que tienen la oportunidad de producir dentro de las fronteras de la Unión Europea, con mano de obra cualificada, usando como moneda el euro, y con unos costes laborales muy inferiores a los del resto de la zona euro. Los principales clientes de Eslovaquia son el resto de los países de la Unión Europea.

El turismo es un sector en expansión, especialmente gracias a sus montañas y balnearios. Los deportes de nieve, las ciudades históricas muy cuidadas, y los valores naturales son los atractivos eslovacos más interesantes.

Categorías: Eslovaquia, Geografía de la población, Geografía económica, Unión Europea