Geografía

Inicio Geografía económica El sistema económico y el desarrollo

El sistema económico y el desarrollo

Publicado por Daniel

Nuestra historia económica, política, cultural, etc. nos ha legado una sociedad dual, y profundamente asimétrica, cuyas dinámicas y efectos espaciales no pueden ocultarse bajo el nuevo concepto de la globalización. Este está basado en una división del mundo entre sociedades desarrolladas y sociedades subdesarrolladas, que implican:
·Ámbitos localizados y diferenciados espacialmente que incluyen a su vez situaciones sociales y desarrollo asimétricos.
·Se regulan por dinámicas (demográficas, económicas, culturales, políticas, sanitarias, etc.) diferentes y a la vez complementarias.
·Se enfrentan a problemas específicos. Por un lado, las sociedades desarrolladas se plantean los problemas que surgen de los límites de crecimiento, mientras que las sociedades subdesarrolladas buscan respuesta a la pregunta de ¿Cómo salir de la pobreza?

Malthus

El desarrollo: los límites del crecimiento

Este es un debate ya centenario, cuya génesis se asocia a la etapas (principalmente referido a la Europa de finales del siglo XVIII) en las que confluyen con las primeras alteraciones del ritmo “natural” de los crecimientos demográficos.
Las primeras preocupaciones teóricas en torno al conflicto entre “crecimiento y sus límites” se elaboran todavía en el marco de sociedades predominantemente rurales (sociedades agrarias). Las figuras teóricas más representativas son Adam Smith y T.R. Malthus:
·Mientras hubo tierras libres la humanidad creció sin la sensación de límites.
·Cuando se produjeron los primeros grandes aumentos de población, se extendieron las nuevas roturaciones y/o se contaba con el mecanismo compensador de la emigración (relacionada con la geopolítica colonial).
·Siempre estaba asegurada la supervivencia aunque aumentara la población.
·Los primeros conflictos se evidenciaron en las nuevas concentraciones urbanas e industriales (Malthus y Godwin).

Cuando todas las tierras fértiles fueron ocupadas, el proceso de crecimiento empezó a mostrar sus límites. Entró en juego la llamada “Ley del rendimiento decreciente”:
a) Más personas <=> menos tierras fértiles
b) Más esfuerzos <=> menos productos
c) Disminuye la producción/trabajo (personas/producción)
d) Se alcanza el equilibrio de la subsistencia
e) Pero si sigue aumentando la población se rompe el equilibrio.
f) No podrá recuperarse por aumentos de la producción, sino por las bajadas de la población (causas masivas de muertes: epidemias, guerras, hambrunas, etc.)

Este es el contexto en el que ha de situarse la obra del primer teórico sobre las conexiones entre Población y Recursos, que no es otro T.R.Malthus que es representante de una corriente antinatalista radical.

Categorías: Geografía económica