Geografía

Inicio Biogeografía Especies nativas

Especies nativas

Publicado por Pablo Guerrero

Se utilizan los términos especie nativa, especie autóctona o indígena en biogeografía para describir a la especie que corresponde a un ecosistema o zona determinada. Por lo tanto, se trata de especies que se originaron en forma natural, sin la ayuda del hombre, en zonas de distribución determinadas.

La fauna y la flora natural de una región son consecuencia de factores específicos de esa área de distribución, de la cual son nativas. En cambio, si se trasladan fuera de su región natural, se convierten en especies introducidas en organismos domesticados.

Un ejemplo gráfico es la hormiga Linepithema humile, originaria de la Argentina, Paraguay, Brasil y Uruguay, que fue circunstancialmente transportada a diversos lugares de la Tierra, especialmente África, Australia, Europa, Japón, Nueva Zelanda y América del Norte. Esta especie se adaptó a los diferentes ecosistemas donde hoy habita como especie introducida.

Una especie nativa no tienen por qué ser endémica, ya que en biología y en ecología se considera endémicas a las especies nativas de una biota en particular. Una especie indígena puede adaptarse a diferentes lugares. Las dos especies de grullas del África, la grulla del paraíso (Anthropoides paradisea) y la grulla carunculada (Bugeranus carunculatus) son un ejemplo de especie nativa y a la vez endémica del sur de África la primera, mientras que la segunda es nativa del norte y del sur de África, con una distribución mayor, razón por la cual no se la considera endémica.

A su vez, que no sea endémica no significa que necesariamente se haya originado en ese lugar específico. Las especies pueden ser llevadas o trasladadas en forma espontánea a otras regiones, donde se adaptan y establecen a lo largo de la historia de su evolución.

Las especies nativas son la vegetación y los animales autóctonos de la región que, al estar adaptados entre sí, conforman un ecosistema particular. Cuando se incorporan especies introducidas o se destruyen las especies nativas, el sistema de equilibrio del ecosistema se altera y puede, incluso, llegar al extremo de no poder restablecerse el equilibrio en forma natural. En algunos casos, la solución puede ser intentar, en forma planeada cuidadosamente, reinsertar las especies nativas que han sufrido degradación, considerando que algunas especies no pueden desarrollarse sin la presencia de otras. En este caso, se procede a instaurar una sucesión, donde se comienza por plantar las especies pioneras. Una vez adaptadas estas especies, se continúa plantando las especies secundarias y se termina la sucesión plantando las especies de clímax.

Especies introducidas

Se llama especie introducida, exótica o foránea a la especie no nativa de la zona en donde habitan, y que en algún punto de su historia evolutiva ha sido transportada en forma deliberada o accidental por el hombre. Las especies foráneas pueden causar daños en un ecosistema diferente al natural de origen, alterando el nicho ecológico de las demás especies. En el caso de que la especie dañina ponga en peligro la diversidad biológica de las plantas de origen y su ecosistema, se denomina especie invasora.

Categorías: Biogeografía